La cobertura maxilofacial en la seguridad social: todo lo que necesitas saber

Los cirujanos Maxilofaciales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) están utilizando procesos quirúrgicos de última generación para reconstruir malformaciones de la cara, boca y cráneo, así como para tratar fracturas causadas por golpes. Estas intervenciones no solo mejoran la expresión facial de las personas, sino que también tienen un impacto significativo en su calidad de vida. Descubre todo lo que necesitas saber sobre la cobertura maxilofacial en la seguridad social en este artículo.

¿Qué incluye cirugía maxilofacial?

La cirugía maxilofacial es una especialidad médica que se encarga de tratar todas aquellas enfermedades que afectan la boca, la mandíbula, la cabeza y el cuello y que requieren de una intervención quirúrgica. Esta rama de la medicina se ocupa de patologías adquiridas de origen tumoral, traumático, por degeneración o envejecimiento. Algunos ejemplos de enfermedades que pueden ser tratadas mediante cirugía maxilofacial son los tumores de la cavidad oral, las fracturas de mandíbula, las malformaciones congénitas de la cara, las infecciones de los tejidos blandos de la cabeza y el cuello, entre otras.

La cirugía maxilofacial incluye una amplia gama de procedimientos quirúrgicos, como la extracción de tumores, la reconstrucción de la mandíbula, la corrección de malformaciones faciales, la colocación de implantes dentales, la cirugía ortognática para corregir problemas de mordida y la cirugía de la articulación temporomandibular. Además, esta especialidad también se encarga de tratar las secuelas de traumatismos faciales, como las cicatrices y las deformidades estéticas. En resumen, la cirugía maxilofacial abarca un amplio espectro de enfermedades y procedimientos quirúrgicos que tienen como objetivo mejorar la salud y la calidad de vida de los pacientes.

¿Cuánto cobra el maxilofacial?

Una de las preguntas más comunes que surgen al considerar una cirugía maxilofacial es cuánto cobra un especialista en esta área. Según diversos portales, el costo de este tipo de cirugía puede variar, pero en promedio puede empezar en los 90,000 MXN y llegar hasta los 150,000 MXN. Es importante tener en cuenta que este rango de precios puede variar dependiendo de factores como la complejidad del caso, la reputación y experiencia del cirujano, así como la ubicación geográfica.

La cirugía maxilofacial es un procedimiento que puede abordar una amplia gama de problemas, desde malformaciones congénitas hasta lesiones traumáticas. Aunque el costo puede ser una preocupación para muchos, es importante destacar que en algunos casos la seguridad social puede cubrir parte o la totalidad de los gastos. Es recomendable investigar y consultar con el sistema de salud local para conocer los requisitos y la cobertura que se ofrece en cada caso. En general, la cirugía maxilofacial es una inversión en la salud y bienestar de las personas, y puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes se someten a ella.

¿Quién te deriva al maxilofacial?

En el sistema de seguridad social, el circuito habitual para ser derivado a la consulta externa de Cirugía Maxilofacial es a través del médico u odontólogo de Atención Primaria. Estos profesionales son los encargados de evaluar la situación del paciente y determinar si es necesario realizar una consulta con el especialista en maxilofacial. Una vez que se ha tomado esta decisión, se realiza la derivación correspondiente y se cita al paciente en la consulta externa ubicada en la calle Doctor Castelo, en la 3ª planta, sala A.

Es importante destacar que esta derivación se realiza en casos específicos en los que se requiere la intervención de un especialista en maxilofacial. Algunas de las situaciones más comunes que pueden llevar a esta derivación son los problemas de maloclusión dental, las fracturas faciales, las infecciones en la boca y los tumores en la región maxilofacial. En estos casos, es fundamental acudir al médico u odontólogo de Atención Primaria para que evalúe la situación y determine si es necesario realizar la derivación al especialista en maxilofacial.

¿Cuántos días de incapacidad dan por cirugía maxilofacial?

El periodo de incapacidad de la cirugía ortognática maxilofacial es de aproximadamente quince días, dependiendo claro está de la ocupación individual de cada paciente. Durante los primeros tres días después de la cirugía, es común experimentar una inflamación leve a moderada. Sin embargo, esta inflamación va cediendo gradualmente hasta normalizarse en aproximadamente quince días. Es importante tener en cuenta que estos tiempos pueden variar según cada caso y la recuperación individual de cada paciente.

La cirugía maxilofacial es un procedimiento que puede tener un impacto significativo en la vida de una persona, tanto estética como funcionalmente. Por esta razón, es fundamental contar con una cobertura adecuada en la seguridad social. Afortunadamente, la mayoría de los sistemas de seguridad social ofrecen cobertura para cirugías maxilofaciales, ya que se consideran procedimientos médicamente necesarios. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los tiempos de incapacidad pueden variar según cada caso, por lo que es recomendable consultar con el médico especialista y revisar las políticas de cobertura de la seguridad social para obtener una información más precisa y actualizada.

Conclusión

La cobertura maxilofacial en la seguridad social es un aspecto fundamental que todos debemos conocer. Esta especialidad médica abarca una amplia gama de procedimientos, desde cirugías reconstructivas hasta tratamientos de ortodoncia. Aunque el costo de estos servicios puede variar, es importante destacar que la seguridad social ofrece opciones accesibles para todos los ciudadanos. Además, es crucial mencionar que la derivación al maxilofacial se realiza a través de un médico general o especialista, y que los días de incapacidad por cirugía maxilofacial dependerán del tipo de procedimiento y la recuperación de cada paciente. En definitiva, contar con la cobertura maxilofacial en la seguridad social es un derecho que todos debemos aprovechar para garantizar nuestra salud bucal y facial.

Deja un comentario