El Mercosur y la Unión Europea intentan avanzar en un tratado de libre comercio

Técnicos de los dos bloques iniciaron en Bruselas una nueva ronda de negociaciones para un acuerdo de asociación que incluya un TLC, mientras los países europeos aguardan los resultados de informes acerca del efecto del pacto sobre su producción agrícola.

Hasta el próximo viernes los negociadores y técnicos de ambos bloques mantendrán diferentes reuniones, en la que ya es su sexta ronda de trabajos después de retomar en mayo del año pasado unas conversaciones que estaban bloqueadas desde 2004.

A lo largo de este año, no obstante, ni los países de la UE ni los del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) han puesto aún sobre la mesa ofertas concretas para la entrada de sus productos a los mercados, algo que tampoco se espera que ocurra esta semana, según dijeron fuentes europeas a Efe.

Temen efectos indeseados en varios países
Varios estados europeos como Francia, Bélgica o Irlanda temen que su agricultura se vea muy perjudicada por la aplicación del acuerdo y han pedido a la Comisión Europea -la institución que negocia este tipo de pactos en nombre de los veintisiete países comunitarios- que no haga concesiones que resulten dolorosas para el sector.

En concreto, algunos estados se han mostrado especialmente preocupados ante la perspectiva de liberalizar el comercio con países que son líderes mundiales en la producción de carne de vacuno y, en esa misma línea, asociaciones agrarias europeas y la Eurocámara expresaron su recelo hace unos meses.

El pasado sábado, el ministro de Agricultura de Polonia, Marek Sawicki, cuyo país asumió la presidencia rotatoria de la UE el 1 de julio, lanzó una advertencia de cara a la negociación de acuerdos comerciales con terceros países.

Ante un grupo de periodistas europeos reunidos en Varsovia con motivo del inicio del semestre de presidencia polaca, insistió en la necesidad de que Europa requiera los mismos estándares de sanidad y seguridad alimentaria que imperan dentro de sus fronteras.

“Si no, no debemos abrir nuestros mercados”, comentó, y agregó que “la agricultura (europea) no debe ser sacrificada” a cambio de que los servicios y la industria de la UE tengan más fácil acceder a otros mercados.

Puntos importantes
Busca de respaldo parlamentario
Para despejar incertidumbres, la Comisión Europea decidió impulsar unas evaluaciones de impacto que actualmente está “ultimando”, precisaron fuentes comunitarias. Una vez estén concluidos, esos informes se entregarán a los estados miembros y al Parlamento Europeo, que no puede participar en la redacción del acuerdo, pero sí tiene la responsabilidad de dar su visto bueno o rechazar el texto una vez esté negociado. Los países europeos deberán entonces examinar los estudios y acordar con el Mercosur una fecha para empezar a intercambiar ofertas y entrar así en una etapa crucial de la negociación comercial.

Mientras tanto, los asuntos relativos a las ofertas comerciales seguirán abordándose a nivel interno, explicaron las fuentes. La situación de la negociación también fue tratada el pasado viernes en una reunión en Bruselas entre el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, y el ministro uruguayo de Agricultura, Tabaré Aguerre, cuyo país preside actualmente el Mercosur.

De Gucht reiteró el firme compromiso de la UE de alcanzar un acuerdo lo antes posible, respetando los tiempos necesarios para cada parte, a fin de llegar a una solución equilibrada y ambiciosa, en tanto que Aguerre recordó el objetivo de dar prioridad a la conclusión de unas negociaciones orientadas a tal finalidad, según informó entonces el Gobierno uruguayo.

Por el momento, los negociadores de ambas partes se concentran en avanzar en la parte normativa del acuerdo, es decir, en los aspectos no relacionados directamente con las ofertas de acceso a mercados. Esta semana seguirán trabajando en capítulos como los referentes a las barreras no tarifarias, la facilitación del mercado o la competencia.

Efe, 04.07.2011


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz