Los Veintisiete, divididos sobre el objetivo de un 20% de energías renovables en 2020

La decisión final queda ahora en manos de los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, que deberán tomar una decisión en la cumbre que se celebra este jueves y viernes en Bruselas, y que tiene a la energía y al cambio climático como platos fuertes.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea evidenciaron de nuevo hoy su división respecto al objetivo de alcanzar un 20% de energías renovables sobre el total del consumo en 2020 propuesto por la Comisión para luchar contra el cambio climático. Alemania, España, Suecia, Dinamarca y Reino Unido reclamaron que este objetivo sea obligatorio, mientras que Francia, Finlandia, República Checa, Polonia, Grecia, Letonia o Eslovaquia defendieron que sea una cifra meramente indicativa.

La decisión final queda ahora en manos de los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, que deberán tomar una decisión en la cumbre que se celebra este jueves y viernes en Bruselas, y que tiene a la energía y al cambio climático como platos fuertes. El ministro alemán de Asuntos Exteriores y presidente de turno del Consejo, Frank-Walter Steinmeier, admitió que sigue habiendo "posiciones divergentes" sobre las renovables, pero se mostró convencido de que se logrará un acuerdo el viernes.

La delegación francesa, encabezada por la ministra de Asuntos Europeos, Catherine Colonna, pidió como alternativa al 20% de renovables que la UE fije un objetivo obligatorio de energías que no emiten dióxido de carbono, dentro del cual se incluirían las energías renovables pero también la nuclear al considerar que las renovables no son "suficientes" para luchar contra el cambio climático.

Colonna explicó que "la primera prioridad" para Francia en el debate energético es "la lucha contra el cambio climático" que, dijo, constituye "una amenaza". Afirmó que "en este marco, las energías no renovables son importantes, merecen desarrollarse". Aclaró que Francia "no está a la ofensiva" contra las energías renovables, en las que señaló que este país "está particularmente bien situado en Europa". "Simplemente no son suficientes si queremos llegar al objetivo que es nuestra prioridad", apuntó.

La solicitud francesa fue rechazada de plano por el secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro, que reclamó no "mezclar" el debate entre la energía nuclear y las renovables que "son dos conceptos muy distintos". "Queremos poner el énfasis en las energías renovables, energías limpias, que no tienen el inconveniente de la energía nuclear de dejar unos residuos durante muchas generaciones", destacó.

"Espero que el viernes podamos en las conclusiones finales fijar ese objetivo del 20% como un objetivo vinculante para toda la Unión para mantener el liderazgo europeo en la escena internacional en materia de lucha contra el cambio climático", recalcó Navarro, que recordó que Estados Unidos "no está avanzando con mucho énfasis en este tema" y China "está también arrastrando los pies".

El secretario de Estado para la UE aseguró que los Estados miembros se encuentran "prácticamente en una situación de 50/50, en una situación casi de empate" entre los países que apoyan que el 20% de renovables sea obligatorio y los que lo rechazan. "Alemania y España estamos empujando fuerte en esta línea, Reino Unido Francia están abriéndose más porque son conscientes de la importancia del tema", indicó, recalcando que está en juego la "credibilidad" de la UE en la escena internacional así como la "innovación tecnológica" en el sector.

Interconexiones
Navarro se felicitó por el hecho de que las conclusiones provisionales de la cumbre ratifiquen el objetivo de que cada Estado miembro tenga un 10% de su producción eléctrica interconectada con sus vecinos en 2010 porque para España tiene un "carácter prioritario", aunque recordó que esta meta ya aparecía en el Consejo de Barcelona de 2002 para tres años más tarde y se ha incumplido.

Destacó que los líderes europeos respaldarán cuatro interconexiones prioritarias: la de Francia y España; la de Alemania Polonia y Lituania; el gaseoducto Nabuco con Asia Central; y las conexiones en los países nórdicos entre la energía eólica marina y la red terrestre, y pedirán además que se nombre un coordinador europeo que ejerza de "hombre bueno" como han reclamado París y Madrid. En este sentido, señaló que los dos países se han comprometido a pactar una 'Hoja de Ruta' para llegar al 10% de interconexión en 2010.

Los líderes europeos ratificarán además durante la cumbre el objetivo de que la UE reduzca unilateralmente un 20% sus emisiones de efecto invernadero en 2020 respecto a los niveles de 1990, un porcentaje que se aumentaría al 30% si el resto de países industrializados, empezando por Estados Unidos, se suman a un acuerdo internacional contra el cambio climático que sustituya al protocolo de Kioto, que vence en 2012.

También fijarán un mínimo del 10% en la cuota de biocarburantes, y de respaldar el plan de eficiencia energética presentado por la Comisión cuyo objetivo es ahorrar un 20% de energía de aquí a 2020. Los líderes europeos pedirán al Ejecutivo comunitario que presente antes de final de año un plan de tecnologías energéticas, prestando especial atención al carbón limpio, y no adoptará una postura común sobre la energía nuclear, dejando a cada Estado miembro la potestad de decidir, aunque sí sugerirán la creación de un grupo de alto nivel sobre seguridad nuclear y gestión de residuos.

El Mundo Financiero, Madrid
06.03.07


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz