Polonia descarta aprobar la "constitución" europea y aboga por elaborar "un nuevo texto para poner orden"

El presidente de Polonia, Lech Kaczynski, que se reúne hoy en París con su colega francés, Jacques Chirac, en su primera visita a Francia, considera que la Constitución europea no tiene "ninguna posibilidad" de ser adoptada en su país. "Somos partidarios de la elaboración de un nuevo texto para poner orden" y que tenga en cuenta "la realidad, es decir, las diferencias entre los países de la Unión tanto en lo que se refiere a los niveles de desarrollo como a las tradiciones y expectativas", afirmó Kaczynski en una entrevista publicada por el diario Le Figaro.

LD (EFE) El presidente polaco, que se define como "un conservador moderado", dijo que lo que más interesa a los polacos es lo que será de Polonia, y consideró "sintomático que dos Estados importantes, Francia y Holanda, hayan rechazado este tratado".

Kaczynski calificó de "desafortunados" los comentarios de Chirac en 2003 de que los entonces países candidatos al ingreso en la UE habían perdido una "buena oportunidad de callarse" cuando se alinearon con Estados Unidos en la crisis de Irak. "Esta forma de pensar 'os recibimos en el seno de la Unión Europea , por tanto debéis obedecer' no funciona. No admito que se me obligue a comportarme en una cierta forma porque mi país acaba de ser admitido" en la UE , argumentó Kaczynski.

Agregó que como Chirac le ha "invitado a Francia y no nos conocemos aún, evidentemente debo encontrarle. Y espero que este encuentro sea constructivo". Pero, entre los temas sobre la mesa de las conversaciones de Kaczynski en París, han aparecido divergencias. Así, el presidente polaco ha puesto en entredicho la utilidad del Triángulo de Weimar, estructura de consultas entre Alemania, Francia y Polonia creada en 1991 y que cumple ahora su XV aniversario. A las dudas de Kaczynski el Ministerio francés de Exteriores ha replicado que el "Triángulo de Weimar" ha demostrado su "utilidad" y que en la UE ampliada "conserva su razón de ser".

Varsovia, por otra parte, reclama la apertura del mercado francés a los trabajadores polacos desde el próximo primero de mayo. Francia, donde el temor al "fontanero polaco" fue explotado por los adversarios de la Constitución europea en el referéndum de mayo de 2005, aún no se ha pronunciado al respecto.

La seguridad energética es otro tema de las conversaciones. Polonia criticó duramente la construcción por Rusia y Alemania de un gasoducto debajo del Báltico. "No esperamos nada de Rusia. Con Alemania, que es nuestra aliada en el seno de la OTAN y de la UE , es diferente. El principio de solidaridad debería haber jugado, más aún por cuanto un gasoducto terrestre habría sido menos costoso", dijo el líder polaco.

Francia, por su parte, se ha mostrado poco favorable a la propuesta polaca de un tratado de seguridad energética que prevería una respuesta común de la UE y la OTAN a una amenaza contra el abastecimiento de energía.

Libertad Digital, 26.02. 2006


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz