Polonia impone una mención contra el aborto en el tratado de adhesión a la UE

Polonia ha mantenido un duro pulso con la UE hasta conseguir que en el texto del Tratado de Adhesión figure una mención contra el aborto. Las negociaciones sólo concluyeron después de que la UE aceptara incluir en el texto una observación suscrita por Polonia según la cual la UE respetará las leyes polacas de “protección a la vida humana”. Junto a esa cláusula, la UE introdujo otra haciendo constar que todo Estado de la UE respetará el acervo comunitario, es decir, el conjunto de leyes comunitarias.
Dentro de la actual UE hay otro país contrario al aborto, Irlanda, a pesar de lo cual, el Parlamento Europeo aprobó a mediados del año pasado un informe que recomienda a todos los países despenalizar el aborto, al tiempo que deplora que éste se utilice como método anticonceptivo como ocurre en algunos países del este que se incorporan a la UE en 2004. Precisamente, ese mismo informe señalaba como un retroceso que Polonia hubiera prohibido el aborto tras 40 años de comunismo.
Paralelamente, la mayoría de los países representados en el órgano de dirección de la Convención para el futuro de la UE, el foro que elabora el proyecto de Constitución europea, están de acuerdo en introducir en dicho texto una referencia a la religión al mencionar las raíces de Europa.

Diario El País, Madrid
6 de febrero de 2003

Algunas antecedentes históricos:
Durante el período comunista era fácil abortar. Con el nuevo gobierno democrático esta cuestión estaba condenada a cambiar. Sin embargo, debido a la naturaleza contenciosa del tema, no fue antes de enero de 1993 que el Sejm -el parlamento de Polonia- decretó nuevas regulaciones para el aborto, vigentes todavía.Después de la de Irlanda, la ley aprobada es la más restrictiva de Europa pues limita el aborto pocos casos posibles.
En 1996, el gobierno decretó una revisión de la ley sobre el aborto, que fue firmada por el presidente Aleksander Kwasniewski en noviembre de ese año. Entre otras cosas, la revisión añadió la situación material de la madre como razón para permitir el aborto. Sin embargo, este nuevo precepto fue recusado rápidamente por el Tribunal Constitucional, basándose dicha recusación en que la nueva constitución de Polonia garantiza el derecho a la vida por concepción.
En mayo de 1997, el Tribunal tomó una decisión para tumbar definitivamente el nuevo precepto introducido en la ley del aborto diciendo que, un “derecho inalienable, o la libertad individual no deben estar sujetos a la voluntad de legisladores”, y que el derecho a la vida no debe ser negado por razones de una estimación sujetiva e inverificable sobre las circunstancias materiales y personales de la madre. Gowin, de ZNACH, aclamó la revocación como “la contribución más excepcional de Polonia a la cultura política de la Europa en construcción”.
Además, anotó que estudios realizados en 1999 han revelado que mientras un 38 por ciento de la sociedad polaca está a favor de permitir el aborto basándose en la situación personal de la madre, un 47 por ciento se opone. Estas cifras demuestran que los valores católicos han hecho incursiones importantes durante los años 90. Cuando se aprobó la ley en 1993, los números eran del 65 por ciento a favor del aborto por estas mismas razones y del 20 por ciento en contra. Quizás lo más importante es que el grupo con más cambios de opinión durante este periodo ha sido el de los adolescentes.


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz