Otro símbolo perdido

La muerte del presidente Lech Kaczynski ha relegado a un segundo plano la de otras personalidades que viajaban con él. Entre ellas, destaca Anna Walentynowicz, que iba a cumplir 81 años el próximo 15 de agosto.Con Lech Walesa, es "la" figura del famoso sindicato Solidaridad, el que acabó con el comunismo en Polonia.

Walentynowicz estaba curtida en las durezas de la vida: se quedó huérfana a los diez años y padeció la II Guerra Mundial y la tiranía comunista. Sin embargo, o quizá por eso, esta heroína tenía una sensibilidad especial para ponerse de lado de los pobres, espirituales o materiales; para rebelarse contra las miserias que padecían sus compatriotas, dirigidos por una elite marxista interesada en vivir bien ella sola. Así, por ejemplo, durante las protestas laborales de 1970, Walentynowicz era una de las que preparaba paquetes de comida a los trabajadores en huelga. Y fue también la que consoló a Teresa Majchrzak, cuyo hijo fue asesinado (muerto a palos) por la policía secreta comunista. Ayer, la señora Majchrzak recordaba este gesto en la prensa polaca.

En 1950, Walentynowicz comenzó a trabajar en el astillero de Gdansk como soldadora. El 8 de agosto de 1980 la despidieron. La revocación de su despido fue la primera exigencia para desconvocar una huelga que finalmente comenzó el 14 de agosto de 1980, y que desembocó en la creación del primer sindicato libre en la Europa del Este, Solidaridad.

Su popularidad, como la de Walesa, traspasó las fronteras. Fue "Mujer del Año" en Holanda. Estuvo en el Parlamento Británico y conversó con el primer ministro francés. El director de cine Andrzej Wajda la sacó en su célebre "Hombre de hierro".

Walentynowicz dejó Solidaridad ya en los años 80, puesto que no estaba de acuerdo con la dirección del sindicato entonces, muy centrada en Lech Walesa. De ahí, hasta la caída del comunismo, en 1989, su vida es una sucesión de huelgas de hambre, detenciones y ultrajes por parte de las autoridades comunistas, que la llamaron "zorra irresponsable".

En julio de 2006, el Instituto de la Memoria Nacional desveló que, en 1981, la policía secreta intentó envenenarla. Kaczynski la condecoró en 2006 con el máximo honor nacional: la orden del Águila Blanca.

José Grau
ABC, España
12/04/2010


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz