Se multiplican recuerdos de Juan Pablo II a tres años de su muerte

“En el momento de su muerte, en su habitación, entre las personas presentes no se hicieron oraciones de las tradicionales para muertos, sino que se rezó espontáneamente un himno de agradecimiento, el Te Deum”, recordó Joaquín Navarro-Valls.

Imagen de Juan Pablo IICiudad del Vaticano.- En la víspera del tercer aniversario de la muerte de Juan Pablo II, en El Vaticano se multiplican los recuerdos de la vida del ‘Papa peregrino’ Karol Wojtyla. ‘En el momento de su muerte, en su habitación, entre las personas presentes no se hicieron oraciones de las tradicionales para muertos, sino que se rezó espontáneamente un himno de agradecimiento, el Te Deum’, recordó Joaquín Navarro-Valls. Durante más de 20 años director de la sala de prensa de la Sede Apostólica y amigo personal del Pontífice recordó que el ‘íSanto súbito!’ (santo ya) que salió de la multitud el día de los funerales ‘era convicción de muchas personas’.

En una entrevista que será transmitida por la cadena de televisión italiana RAI este 2 de abril, el laico español recordó que el líder católico tuvo lucidez hasta los últimos momentos de su vida. ‘(Un día) antes de la muerte del Santo Padre volvía a su habitación y allí me ocurrió algo que espero recordar toda la vida, esa mañana él deseaba expresar algo que no entendíamos, al final se entendió que deseaba la lectura del Vía Crucis’, dijo.

Agregó que a la lectura de esta práctica piadosa, que Wojtyla tenía como hábito desde que era joven sacerdote, se notó que ‘él estaba lúcido completamente’. Navarro recordó además que el Viernes Santo antes de morir él quiso participar del Vía Crucis del Coliseo Romano desde la capilla de su apartamento porque ’sabía que personas de todo el mundo lo seguían y él no podía estar ausente’.

Mientras los medios de comunicación del Vaticano en sus ediciones de este martes evocan la memoria de Juan Pablo II, la Radio Vaticana transmitió un largo servicio sobre su relación con la Divina Misericordia.

Mientras el diario oficioso de la Sede Apostólica dedicó tres páginas completas a diversos testimonios de hombres de Iglesia que lo conocieron, entre ellos el cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, su secretario personal durante todo el pontificado. ‘El no nos ha dejado, sentimos su presencia y también todas las gracias obtenidas a través suyo. Yo lo acompañé hasta este punto de la Iglesia pero, desde aquí él se fue sólo’, escribió el purpurado.

Milenium
03.04.2008


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz