San Nicolás

San NicolásHabía una vez un pequeño niño que vivía al borde del mar. Él miraba cómo los barcos salían a navegar mar adentro y desaparecían en el horizonte, introduciéndose en un mundo misterioso. Siempre que se cruzaba con un marino le preguntaba: ¿Qué llevas? ¿A dónde vas? Yo imagino que llevas lindas cosas para los niños de todo el mundo... Por si tú lo quisieras saber, “Nicolás” es el nombre de este pequeño niño. Él amaba sorprender a otros con pequeños regalos y ver cómo se iluminaba la cara de quien los recibía. Una vez se enteró del sufrimiento de un padre, que debido a la pobreza en la que se encontraba, debía vender a sus tres jóvenes hijas. Entonces Nicolás, secretamente, dejó monedas de oro en la ventana durante tres noches seguidas. Así liberó a las jóvenes de ser vendidas.

Nicolás un día fue a la iglesia y allí la gente le dijo: “Tienes un corazón generoso como el de Dios. Un corazón tan bueno..., ¿Quisieras ser nuestro Obispo y guiarnos como a Dios le complacería?”

Cuando Nicolás murió, fue recibido en el Cielo con grandes aplausos: “Felicitaciones, felicitaciones, buen Nicolás, tú has servido muy bien a mi causa” .

Ahora en cada Navidad, Nicolás vuelve con sus regalos para todos los niños.

Tú sabes que su nombre es Nicolás, pero también puedes llamarlo Santa o Papá Noel y decirle unas palabras tales como:

Muñeco de nieveO buen San Nicolás, amigo de los niños,
Regresa desde las nubes
Y llena tu bolsa con juguetes.
Dame también un buen corazón
Para amar a los otros también
Yo quiero saber
Cuán bueno es
Dar tantos regales
Como lo haces tú.

Victor Hoagland


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz