La leyenda del Tilo

TiloLipa es el nombre polaco para designar al árbol de tilo, y Lipiec es la palabra polaca usada para nombrar al mes de julio. Esto es así seguramente porque los tilos florecen en julio (en el hemisferio norte) y siempre han sido árboles muy queridos por los polacos. Durante la Edad Media, un líder tribal prusiano que fue perdonado por el Caballero Teutónico gobernante, le agradeció a la Virgen por haber intercedido por él ante Dios, plantando un árbol de tilo. Rumores de hechos milagrosos pronto atrajeron peregrinos locales hacia el Tilo Santo.

Rápidamente muchos fueron a visitar a este árbol, entonces los Caballeros Teutónicos construyeron un santuario alrededor del árbol en el año 1320. Doscientos años más tarde, los Caballeros Teutónicos arrasaron con la capilla católica debido a una controversia y se le impidió el paso a los creyentes instalando amenazadoras horcas alrededor de esos árboles. Las horcas se pudrieron y como quiera que fuere, los peregrinos polacos y germanos siguieron visitando el Santuario de Nuestra Señora. Este Santuario está ubicado cerca de Mragowo en Mazuria, Polonia.

Santuario construido a la vera del camino, bajo los tilosEn el pasado los viejos tilos eran considerados como árboles sagrados. Eran símbolos de poder divino, valor y victoria. Los antiguos griegos y eslavos respetaban a los tilos como el hogar de sus diosas del amor. Más tarde, cuando el cristianismo llegó a estas regiones, la leyenda fue incorporada al mismo como el árbol de la Santa Madre. En los cuentos populares, la Santa Madre se escondió entre las ramas de un tilo y se dio a conocer a los niños. Por esta razón fue muy común que se construyeran pequeños santuarios en su honor a orilla de los caminos bajo los tilos. El tilo es un árbol para cuidar y respetar, que a cambio nos ofrecerá buena suerte

En el mes de julio los tilos florecen y cubren las avenida con sus color amarillo suave y su dulce fragancia. Los apicultores los aman realmente porque son los preferidos de las abejas. La miel así producida es de muy buen sabor y muy apreciada por sus clientes. Se la usa tanto como endulzante, como ingrediente en la elaboración de distintos platos y para confeccionar velas.

Tilo con un altar para una VirgenEn algunas regiones de Polonia, se preparaban los troncos de viejos tilos para que en sus hoyos albergaran alguna colmena. Incluso, cuando estos caían naturalmente, se los decoraba de manera que parecieran personas paradas en medio del campo. Las abejas eran muy importantes en la Edad Media en la zona de Mazowsze, en 1401 se legisló a favor de su protección y de la actividad de los apicultores. Se aplicaban penas muy severas a aquellos que se atrevieran a cortar un árbol. Más allá de la legislación, en general se creía que cortar un tilo traía mala suerte y muertes a la familia. Sin olvidar que muchas veces se castigó con la pena de muerte por derribar algún tilo…

Era común que se eligieran tilos para formar bulevares o montes en campos, cementerios o mercados. En las iglesias de peregrinación dedicadas a la Virgen María, las flores de los tilos atraían a las abejas que proveían de cera para la realización de las velas que iluminaban las capillas.


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz