70º aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial
El Kremlin revisa la historia

El Gobierno ruso impulsa la rehabilitación de los valores soviéticos.

Rusia suele llevar muy mal las críticas, y ahora que ha recuperado su papel de potencia y su orgullo de gran Estado "y que por eso mismo el patriotismo, o nacionalismo a secas, está en auge", peor todavía. Eso hace que los gobernantes rusos traten de justificar todos los momentos de su historia, tengan razón o no. De ahí la institución, por orden del presidente Dmitri Medvédev, de una comisión para impedir lo que el Kremlin considera tergiversaciones de la historia. De ahí también que los dirigentes rusos se irriten cuando alguien compara el comunismo de la época estalinista con el nazismo alemán, aunque Joseph Stalin matara a más personas que Adolf Hitler.

Esta actitud, según algunos expertos, simboliza los planes del Kremlin para restaurar los valores soviéticos. Esta defensa a ultranza de lo suyo provoca que, a veces, Moscú trate de justificar lo injustificable.

Se llega al extremo de que el Servicio Federal de Espionaje Exterior publique documentos secretos que en teoría demuestran que había motivos para alabar a Stalin por firmar en 1939 el pacto Mólotov-Ribbentrop "por el que Alemania y Rusia se dividieron Polonia, y Moscú obtuvo luz verde para apoderarse de los países bálticos", porque era "la única medida accesible de autodefensa". Especialistas como Alexandr Shubin argumentan que se trata de una mentira, puesto que en 1939 Alemania no pensaba atacar a la URSS.

Otro ejemplo es el documental emitido en la televisión estatal hace unos días, en el marco del 70º aniversario de la invasión de Polonia por Alemania, en el que se afirmaba que Varsovia se había aliado con Hitler para atacar a la Unión Soviética. Este programa de televisión fue objeto de una queja formal por parte del Gobierno polaco. Un libro de texto oficial que se estudiará en los colegios este curso también se enmarca en la tendencia de encubrir los crímenes de Stalin y describe la Unión Soviética como "el mejor ejemplo de una sociedad justa para millones de personas".

Esta misma semana, Medvédev ha vuelto a protestar nuevamente durante una entrevista en televisión por el hecho de que "los países de Europa literalmente pusieron a un mismo nivel e hicieron responsable en igual medida de la Segunda Guerra Mundial a la Alemania nazista y a la Unión Soviética". "Pero eso es simplemente una cínica mentira", señaló. Para Medvédev, se trata de determinar "quién comenzó la guerra, quién mataba y quién salvaba a la gente, millones de vidas, quién, en última instancia, salvó a Europa".

Rusia no entiende que no se trata de justificar a Hitler. En Alemania, la ideología nazi ha sido condenada y prohibida y se ha pedido perdón por los crímenes cometidos. En Rusia, la ideología estalinista no ha sido condenada ni prohibida "más aún, algunos ven hoy un resurgimiento de Stalin" y a los gobernantes rusos no les gusta admitir los numerosos crímenes que se cometieron en esa época, incluidos los miles de soviéticos que murieron.

Si resulta difícil pedir perdón por lo que Stalin hizo a su pueblo, más cuesta hablar de lo que hizo a otros: la invasión de Polonia "incluido el negro episodio de la masacre de Katyn (la ejecución de 20.000 soldados polacos que habían caído prisioneros del Ejército soviético)" y por la deportación a Siberia de miles de habitantes de los países bálticos.

El problema, según Shubin, reside ?en el cambio producido en la opinión pública como respuesta al anticomunismo primitivo? de la época de Borís Yeltsin. Esta reacción se ha visto multiplicada gracias a la nueva exaltación del Estado y se han popularizado las ideas oscurantistas del régimen de Stalin.

Los antecedentes

  • 1934. Alemania y Polonia sellan un pacto por el que se comprometen a no atacarse durante 10 años.
  • 1936. Italia y Alemania forman el eje Roma-Berlín, fundado en principios de mutua asistencia y oposición al comunismo.
  • 1937. Hitler anuncia al Reichstag que Alemania ha retirado su firma del Tratado de Versalles, pactado al final de la I Guerra Mundial.
  • 1938. Hitler anexiona Austria. Con el acuerdo de Múnich, en septiembre, Francia y Reino Unido permiten que Alemania se anexione también el territorio checo de los Sudetes.
  • 1939, marzo. Alemania ocupa Bohemia y Moravia y rompe el pacto de no agresión con Polonia. Eslovaquia es declarada protectorado alemán.
  • 1939, mayo. Mussolini y Hitler firman el Pacto de Acero.
  • 1939, agosto. Berlín y Moscú sellan el pacto de no agresión Molotóv-Ribbentrop, y en secreto pactan también cómo repartirse el este y el norte de Europa.
  • 1939, septiembre. Alemania invade Polonia.
Rodrígo Fernández, Moscú
02.09.2009


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz