Capítulo 2: El desmembramiento del Estado

El sistema del derecho ducal, del poder fuertemente centralizado y de la dependencia de los magnates del duque se fue desmoronando bajo la influencia de la lenta feudalización de las relaciones sociales. En el siglo XII muchos magnates tenían tierras otorgadas por el duque. También la Iglesia trasladaba a Polonia los modelos organizativos feudales y aspiraba a conseguir tierras. La feudalización del sistema limitó la dependencia de los magnates del duque. Ello se manifestó en que grupos de magnates apoyasen a este u otro pretendiente al trono. Estas tendencias fueron características para muchos Estados de la Europa feudal medieval. En Polonia ( igual que en Rutenia) esto llevó a la desintegración del Estado en provincias. El Estado quedó dividido en ducados gobernados por distintas ramas de la dinastía de los Piast.

El testamento de 1138 de Boleslao III Boca Torcida dio comienzo al desmembramiento del Estado ya que dividió el territorio entre sus cinco hijos estableciendo el mayorazgo. Sin embargo, el mayorazgo no fue respetado por largo tiempo. Se produjeron nuevas divisiones. En el apogeo del desmembramiento, a mediados del siglo XIII, Polonia constaba de unos 20 ducados. La desaparición del poder central y la debilidad de los duques llevaron al crecimiento de la autonomía de la Iglesia, de los magnates y de la nobleza.

Los siglos XII y XIII fueron un período de crecimiento demográfico y de una intensa colonización. Los duques, los obispos y los nobles no sólo explotaban nuevas aldeas y burgos. Aprovechaban para ello los modelos traídos del extranjero, de Flandes y, sobre todo, de Alemania. Impulsada por cómodas condiciones, comenzó a afluir a Polonia una ola de colonos alemanes. Los gobernantes y los señores feudales les concedían privilegios que permitían la reorganización o la fundación de aldeas y ciudades nuevas. El derecho alemán de Magdeburgo determinaba el sistema de organización de las ciudades que se beneficiaban del privilegio, introducía los principios del autogobierno de las ciudades y las aldeas, de la jurisdicción propia de nivel inferior, de la fiscalía y del censo monetario. Como resultado de la colonización a base del derecho alemán que duró mucho tiempo, desde la segunda mitad del siglo XII hasta el siglo XIV y en algunas provincias hasta el siglo XV, fueron trasladados a Polonia no sólo los modelos jurídicos, sino también capitales comerciales y técnicas artesanales y agrícolas. En la agricultura se aplicaba general‚mente el arado pesado y el sistema de rotación trienal. En la transformación se generalizaron los molinos de agua. Se produjo un aceleramiento del desarrollo económico, creció la población y el número de aldeas y ciudades, se expandió el comercio y se generalizó el uso del dinero.

La afluencia de colonos alemanes creó en Polonia una nueva situación étnica. Hasta el siglo XII en Polonia vivía casi exclusivamente la población eslava, descendiente de las tribus lejitas del período anterior al surgimiento del Estado. Los advenedizos: clero alemán, francés e italiano, caballeros de distintos países, mercaderes alemanes y judíos pertenecían a la élite y eran relativamente poco numerosos. A partir del siglo XIII entre los súbditos de los duques, sobre todo en las ciudades, un porcentaje cada vez mayor lo constituían personas de origen alemán. En las ciudades se instalaron también ricos judíos que en 1264 obtuvieron un privilegio especial del duque de Cracovia, Boleslao el Piadoso.

No menos importantes fueron los cambios en la cultura. Hasta el siglo XII el arte y la literatura tuvieron un carácter estrictamente elitista. Las obras de arquitectura y escultura románica, los textos de las primeras crónicas polacas, las obras de decoración y de artesanía artística se distinguían por un nivel muy alto pero contadas personas tenían acceso a ellas. El siglo XIII se caracterizó por la divulgación de estos logros con la simultánea provincialización del nivel artístico de las obras de arte. Creció considerablemente el número de edificios de culto, apareció el nuevo estilo, el gótico. Las escuelas comenzaron a funcionar no sólo junto a las catedrales, sino también junto a los claustros de los cistercienses, los dominicos y los franciscanos e incluso en las parroquias urbanas. La literatura, aunque escrita en latín, se hizo accesible a un círculo más amplio de lectores.

Batalla de LegnicaEl desarrollo económico, demográfico, social y cultural fue un fenómeno positivo del desmembramiento del Estado en provincias. Pero no faltaron fenómenos negativos. Debilitada por la división en ducados, Polonia se convirtió en el blanco de las agresiones. En el Norte se independizaron los duques de la Pomerania Occidental, y Brandenburgo dominó la Tierra de Lubusz. Los caballeros de la Orden Teutónica instalados por el duque Corvado de Mazovia en la tierra de Chelmno conquistaron los territorios tribales de los boruscios y luego, desde comienzos del siglo XIV, dirigieron su agresión contra Polonia. Fueron muy destructoras las tres agresiones de los mongoles en 1241, 1259 y 1287. La primera de ellas llegó hasta Silesia. En la batalla de Legnica las tropas polacas sufrieron una derrota y el duque de Silesia, Enrique el Piadoso, pereció. Pero Polonia evitó el destino de Rutenia subyugada por los mongoles y conservó la independencia. Las amenazas externas hicieron más fuerte el deseo de unificación de las tierras polacas.

Capítulo 3: Regnum Poloniae


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz