Tamara de Lempicka, ícono del art déco

El rigor del cubismo y la monumentalidad del seicento italiano se conjugan en las obras de Tamara Lempicka, presentes en la Royal Academy of Arts de Londres. Del 15 de mayo al 30 de agosto de 2004.

Autorretrato, Tamara de Lempicka - 1925Sentada al volante de su flamante Bugatti verde esmeralda, sofisticada y seductora, Tamara de Lempicka quiso pasar a la posteridad como una diosa de la modernidad, tal y como la muestra su famoso Autorretrato de 1925, conservado en una colección privada. Tocada por un casco gris plata, los labios pintados de rojo vivo y las manos enguantadas en fina piel de color castaño, la artista polaca es la viva estampa del glamour de los años veinte, pero además, su autorretrato nos habla de una nueva mujer independiente y segura de sí, una mujer que empieza a tomar las riendas de su vida y a controlar la imagen de su cuerpo. Tamara nace en 1898 en Varsovia y el apellido Lempicka lo toma de su primer marido Tadeusz Lempicki. Su infancia transcurre entre San Petersburgo, Karlsbad, Marienbad, Montecarlo e Italia donde visita los museos de Florencia, Roma y Venecia. Se integró en la rica sociedad de San Petersburgo y allí, en una fiesta de disfraces conoció al que luego sería su marido Tadeusz Lempicki. En aquella ciudad les sorprende la revolución bolchevique y él se involucra en la contrarrevolución por lo que tiene que huir a París. Aquí Tamara comienza a dedicarse a la pintura formándose al lado de Maurice Denis (artista próximo a los Nabis) y André Lothe (de formación cubista). Desarrolla un estilo enigmático y personal adscrito al Art Decó y en los años veinte se convierte en retratista de moda de la aristocracia, deslumbrando con la deliberada sensualidad de su arte.

The Telephone II, 1930En 1927 su marido parte para Polonia donde conocerá a otra mujer abandonando a Tamara y a su hija Kizette, pero ella continúa con éxito su carrera de pintora y frecuenta los salones de la alta sociedad. En 1933 se casa con el barón Kuffner y cinco años después se trasladan a Estados Unidos. A finales de los años treinta comienza su lento declinar sufriendo crisis depresivas que motivan la intervención de un psiquiatra. Continúa pintando pero en 1943 se presentan los primeros síntomas de arteriosclerosis. A la muerte de su marido se establece en Cuernavaca (México) donde muere en 1980 y sus cenizas son esparcidas sobre el volcán Popocatepetl. La muestra, organizada de forma conjunta por la Real Academia y el Museo Kunstforum de Viena, captura la esencia del modernismo de Lempicka de una forma muy personal, gracias a su inconfundible estilo y, en opinión de algunos expertos, inclasificable.

Tamara de Lempicka ha sido, hasta ahora, "injustamente desconocida" para el público, en cierta forma como lo fue la mexicana Frida Kahlo, afirmó en la presentación de la muestra Norman Rosenthal, responsable de la exposición. "Ambas eran mujeres de su tiempo, modernas y con un gran talento, y era necesario reunir las grandes obras de Tamara de Lempicka en una exhibición así", añadió Rosenthal, tras apuntar que la pintora polaca, de una belleza "similar a Greta Garbo", supuso todo un símbolo de la emancipación femenina. Telephone II festeja la independencia femenina contemporánea, su manejo de la tecnología moderna y su control sobre su propia imagen.

El Retrato de la Duquesa de la Salle es sorprendentemente enérgico y ambiguo. Muestra a la Duquesa como una jinete de pie, con una pierna levantada, cuyo pie apoya en la alfombra roja que cubre los escalinata exterior de su casa.

Retrato de Romana de la Salle, 1928
Retrato de la Duquesa de la Salle’, 1925

Su Retrato de la Duquesa de la Salle, encargado para una exhibición privada, le hizo menos concesiones a su miedo general de que la emancipación femenina pudiese defeminizar a la mujer. Éste es una expresión femenina de poder y erotismo.


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz