Todos recordamos a Krzysztof
Berlín, “Signos y recuerdos”

Signos y recuerdos, BerlinaleEste año Polonia tuvo una fuerte participación en el 54° Festival de Cine de Berlín (Berlinale) que se desarrolló en el mes de febrero. El maestro Andrzej Wajda recibió el Oso de Oro por su trayectoria. El Instituto del Cine Polaco preparó un nutrido catálogo, el “Nuevo Cine Polaco 2006” . También le rindió homenaje a Krzysztof Kieslowski a diez años de su muerte, organizando dos importantes eventos: “ Signos y recuerdos”, una exhibición dedicada a su vida y un Simposio llamado “Coloréame, Kieslowski” en el que participaron los célebres directores  Wim Wenders, Agnieszka Holland y Andres Veiel, entre otros. Kieslowski obtuvo el Oso de Oro por su trabajo como director en “Blanco”. El estreno de la muestra itinerante fue en Berlín en la Willy-Brandt -Haus durante la Berlinale. Luego estará en la Feria de Berlín de Turismo, en el Heski Landesmuseum en Wiesbaden; en los Institutos Polacos de Düsseldorf y Viena.

Signos y recuerdos, LodzEl  Muzeum Kinematografii (Museo de Cinematografía) en Łódź  fue el encargado de realizar la muestra “Signos y recuerdos”. En ella se documenta tanto la vida privada como artística de Kieslowski, a través de diversos soportes multimediales se intenta comprender a un hombre que fue considerado como un pesimista y que sin embargo le dio al cine todo un mundo de esperanzas, un hombre que aspiraba a la libertad, a la felicidad cotidiana y que para alcanzarlas no temía desafiarse a sí mismo o a la cultura contemporánea. Se pueden ver fotografías, carteles, catálogos, revistas, diversas publicaciones, entrevistas, materiales usados en distintas filmaciones. Mucha gente colaboró para que todos podamos conocer a este maestro del cine. También tuvo la colaboración de los Estudios TOR, Skorpion Editions, el Instituto Polaco de Düsseldorf  y el Instituto del Cine Polaco.

Salón Blue

Salón Rouge

Salón Blanche
Inauguración del Ciclo de Homenaje Kieslowski en París

2 de marzo, 2006. Marta y Maria Kieslowska, Jadwiga Czartoryska, directora del Institut polonais, y Marin Karmitz (mk2)

El Instituto Polaco de París comenzó los homenajes con una exposición de fotografías “Kieslowski (Lodz, años 60)”. El  2 de marzo se inaugiró el Ciclo Kieslowski.

Marin Karmitz recordó el lugar tan especial que Kieslowski había tenido en su vida desde su primer encuentro y la admiración que despertó en todo el mundo. Maria Kieslowska remarcó que su esposo nunca tuvo en sus obras una frontera clara entre el documental y la ficción. Luc Lagier, autor de la película "Kieslowski, cinéaste polonais" habló de la importancia de Kieslowski a partir de “No matarás”.

Un homenaje, sí, pero como bien señaló Marin Karmitz ,  “Krzysztof  no querría que lo recordásemos con tristeza”. Por eso invitó a disfrutar, con amor y sonrisas, del ciclo de sus documentales y películas, en el Instituto Polaco.

Se realizó el lanzamiento del libro  “La doble vida de Verónica. En el corazón de la película de Kieslowski”. Para mayor información puede visitar
www.DoubleviedeVeronique.com

España le rinde homenaje estrenando  “No matarás”
Al cumplirse una década de la desaparición Kieslowski,  llegó el viernes 10 de marzo a las salas españolas su fundamental “No matarás”. Ganadora del Premio Especial del Jurado en Cannes, No matarás fue la carta de presentación internacional de Kieslowski. Fue, junto a No amarás, el episodio del Decálogo que convirtió en largometraje para conseguir financiación suplementaria del Ministerio de Cultura, dado que la Televisión Estatal no podía sufragar los gastos de producción de una serie tan ambiciosa (se simultaneó el rodaje de las doce películas a lo largo de dieciséis meses). Cuenta el guionista Krzysztof Piesiewicz que se le ocurrió la idea del Decálogo cuando vio en el Museo Nacional de Varsovia un cuadro polaco del siglo XIV que representaba cada uno de los Diez Mandamientos a través de una breve escena de la vida cotidiana. La idea era trasladar esa estructura narrativa a un edificio del barrio de Stowski de Varsovia durante los años ochenta con el fin de demostrar que la dimensión humana empuja a las normas bíblicas a un fracaso inevitable.

Krzysztof sobre Krzysztof
Krzysztof Zanussi fue compañero de estudios, amigo y coproductor de Krzysztof Kieslowski. Cuando visitó Buenos Aires en noviembre de 2004 recordó a su amigo Kieslowski,  quien fuera además asistente de sus películas. “Su carrera fue reconocida tardíamente. Fue muy bueno en los ’70, pero la crítica lo enfrentó. Yo produje sus películas, él ganó mucha plata al final. Pero en los ’70 se lo acusaba de localista, de no europeo. Yo mandaba sus películas a Cannes y los organizadores me decían ‘dejá de enviar estos films, no son para este festival’. Kieslowski lo sabía, sufría. Su éxito fue tardío. Entonces siempre fue muy agresivo con la crítica. Era capaz de pelearse con alguien por una pregunta idiota. Uno sabe que los críticos dicen muchas idioteces. Era un hombre espiritualmente hermoso, creía en la gente. Trató de tomar la gente en serio, no hacer con nadie lo que la vida le hizo a él. Kieslowski comenzaba una entrevista, y le preguntaba a los periodistas ‘¿qué le hace escribir su texto?’, ‘¿cómo es su vida?’ Pretendía tener contactos humanos, aun con los periodistas, a los que veía en relaciones similares a las de un ascensor.”

Binoche y su maestro
Juliette Binoche, fue convocada para ser Julie en “Azul” la película en la que Kieslowski nos hace reflexionar sobre la libertad. Julie ha perdido a sus seres más queridos, y esa pérdida la sitúa en un estado de hipotética libertad. Pero poco a poco descubre que es una libertad sin sentido a la vez que irá descubriendo la importancia del amor. En realidad es el amor lo que da sentido a cada vida personal. Tocamos aquí el nervio filosófico de la cuestión: el hombre por esencia es un ser necesitado de sentido. El problema de la libertad es, en Kieslowski el problema de una libertad sin sentido. Una vez conseguida esa “libertad”, la protagonista se percata de que una libertad sin amor no es nada, como dice el himno a la caridad de San Pablo (1 Cor 13), cantado al final de la película. Pero no esperemos de Kieslowski un discurso cerrado, con unas conclusiones acabadas. Su obra pretende más bien proponer interrogantes al espectador, o compartirlos, más que dar soluciones: “Lo que verdaderamente me interesa – llega a afirmar – es crear un contacto con el espectador, con cada espectador singular, un contacto por medio del cual cada individuo sienta que sus propias dudas, sus propios miedos, sus propios interrogantes son compartidos”.

Juliette Binoche pasó por  Buenos Aires antes de ir a Mar del Plata para participar en el  Festival Internacional de Cine, en un diálogo con la prensa recordó a Kieslowski:

Pero cuando la llaman para proponerle un trabajo, ¿puede ser la más cara?
No, creo que no.

¿De qué depende que acepte un papel o no?
No tengo una respuesta exacta. Es una combinación, de magia, de milagros, de confianza, algo así como enamorarme del proyecto y del director, no para casarme con él (sonríe), de lo que ese director quiere decir en su obra. Tiene que ser algo íntimo, que al espectador le parezca auténtico en todo momento, que pueda llegarle a la gente en todos los países del mundo. A veces uno acepta un papel y no sabe por qué; a veces ese personaje aparece en el momento exacto y se convierte en un espejo de la gente, otras no.

¿Es cierto que Steven Spielberg le propuso el personaje femenino de "Jurassic Park" y usted lo dejó pasar?
Sí.

¿Por qué no aceptó?
Kieslowski me propuso hacer "Blue".

¿Cree que hizo lo correcto?
Creo que mi intuición fue buena. Generalmente sigo a mi intuición, y no me equivoco. Si Spielberg quiere que trabaje en una película de dinosaurios creo que tengo suficiente motivo para dudar.

Krzysztof por Julie Delpy
Julie DelpyJulie Delpy es una es una de las ensoñaciones que ha producido el cine europeo de los años 90. La actriz francesa protagonista de “Blanc”  estaba presentando su última película, Antes del Amanecer, y recordaba a su gran maestro y amigo: “Sin duda que he aprendido de grandes hombres, especialmente de Krzysztof porque pasamos mucho tiempo juntos después de que filmamos “Blanc”. Con él hablamos sobre dirigir y escribir y todo lo demás. Fue una especie de maestro, me enseñó un montón de cosas. Era un gran tipo. Nos convertimos en amigos muy cercanos. Es curioso porque yo he trabajado con muchos directores y cuando les comentaba que quería dirigir eran muy negativos sobre el punto, ¿sabes? ‘Vas a destruir tu carrera como actriz, no hagas eso’, me decían. Pero Krzysztof siempre, siempre me apoyó.”

Julie Delpy estrenará su opera prima el año que viene: “Bathory”, la condesa húngara del siglo XVII que se obsesionó con la eterna juventud.

Dos veces Irène
Irène recuerda a quien la eligiera para protagonizar “La doble vida de Verónica” y  “Rojo” como un director de precisión casi matemática al tiempo que aceptaba, y hasta pedía,  las propuestas de los actores para crear sus personajes. “Siempre alegre y cálido con la mirada atenta, Kieslowski tenía la costumbre de darle sobrenombres a los actores y técnicos. Para mí había dos en polaco: cangurita y burrita. ¡Él adoraba a los asnos!”

“Sus películas me han marcado porque ellas han marcado a los espectadores de una manera personal. Creo que él ha sabido revelar las cosas  insospechadas que nosotros dejamos pasar a través de situaciones banales, detalles ínfimos. En el fondo, él nunca dejó de preguntarse cómo nuestra cotidianeidad puede realizar las cosas esenciales. Kieslowski siempre dibujaba un camino posible para salir de alguna situación difícil. Él, el pesimista que me encontraba optimista, era generoso, preocupado por los otros y carecía de todo cinismo”.

Cuando algún periodista le insiste a Irène para que nos dé una definición, un recuerdo simbólico, ella sonríe distraídamente, parece dudar y nos dice: “Lo que me queda de él son sus gestos. Su manera de quitarse los anteojos, de sonreír y... ¡una fortaleza sagrada!”


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz