Polacos en Haití

Cuando estalló la Revolución Francesa comenzaron a brotar cambios en St. Domingue (nombre de Haití en los tiempos de la colonización francesa). En 1793 el enviado de la Asamblea Legislativa proclamó la libertad de los esclavos. Se trataba de una libertad con muchísimos límites.

Soldados polacos peleando en St. Domingue - Haití

Sin embargo, no sólo plantadores sino también los mulatos y negros libertos, que querían construir las futuras élites de independencia estatal, se opusieron a la abolición de la esclavitud y se enfrentaron a las fuerzas francesas. Finalmente, los esclavos bajo el mando de Toussaint Ouvertoure controlaron toda la isla la Hispaniola y abolieron la esclavitud en 1801.

Por entonces, Napoleón había tomado el poder en Francia y en 1802 envió una invasión dirigida por su cuñado, el general Leclerc. La Legión Polaca fue parte de los 40,000 hombres que desembarcaron en la isla. Esta legión había sido creada en el convencimiento de que ayudando a Bonaparte en sus guerras, ellos obtendrían la libertad para Polonia. El lema de aquellos tiempos era “Por vuestra libertad y por la nuestra”. Sin embargo, se dice que cuando los legionarios se dieron cuenta de que en realidad la campaña del Caribe estaba enfocada a someter a la gente que peleaba por sus derechos y volver a implantar la esclavitud, muchos de ellos desertaron del bando napoleónico y lucharon junto a los esclavos.

La fuerza de ataque francesa se estrelló contra la resistencia haitiana; la lucha duró menos de tres meses, pero el ejército francés fue aniquilado y la isla arrasada en forma tal que, aún recuperada por Francia, se necesitarían años para reconstruirla. Toussaint vaciló, sin embargo, en llevar las cosas hasta su último extremo. Comprendió que para vencer radicalmente era obligatorio prescindir de todo escrúpulo, declarar una guerra de exterminio contra los blancos y completar por el hierro y el fuego la destrucción de toda traza de su civilización en Haití; pero titubeó en emplear los radicales métodos que su razón le aconsejaba. Traicionado por algunos de sus jefes, cometió otra fatal equivocación: confió en las ofertas de paz de Bonaparte. El 1 de mayo de 1802, después de llegar a un acuerdo con Leclerc y bajo la palabra de honor del gran general francés, se entregó en sus manos. Tan pronto depuso las armas fue hecho prisionero y enviado a Francia, donde murió en prisión. La lucha iniciada por Toussaint  continuó después de la traición cometida. El primer ejército francés de 17,000 hombres había desaparecido. Una segunda expedición fue aniquilada por la fiebre amarilla. Una carta de Leclerc al Primer Cónsul comunicaba que de los últimos 28,300 soldados enviados solo quedaban 4000 en condiciones de prestar servicio. El rumor de que la esclavitud había sido restablecida por los franceses en la isla Guadalupe llegó hasta Haití. La rebelión cobró mayor fuerza bajo el mando de Dessalines. El resto del ejército francés fue destruido y a París llegó la noticia que el mismo Leclerc había muerto de fiebre amarilla. Tras la muerte de Leclerc llega otro experimentado general, Rochambeau, que es derrotado por Dessalines en la Batalla de Vertieres. St. Domingue ha sido una de las campañas más costosas, en vidas y recursos, para Napoleón; y fue también el final del proyecto de restauración colonial francés en América.

Haití proclamó su independencia el 1 de enero de 1804, restableciendo el nombre indígena de Haití (Tierra montañosa) y prohibiendo que los blancos ex colonizadores fueran propietarios de tierras. Por otra parte, los polacos fueron tratados con gratitud por sus acciones durante la Guerra de Independencia y se les permitió permanecer y compartir el futuro con otros blancos, quienes en general eligieron asentarse en Fond des Blanc y Cazales. Para los sobrevivientes, casi no había opciones ya que no podían pagarse el viaje de regreso, se habían convertido en enemigos de los franceses que los habían llevado hasta allí y los haitianos les ofrecieron tierras, y allí se quedaron.

Estos rostros fotografiados por Swiatoslaw Wojtkowiak nos permiten ver los rastros de aquellos que aún quedan en Haití de aquellos legionarios.

Jethro Exavier

Saintelo Desmisslan

Andrea Benois

Ültimos días de clases

La graduación

Descendientes de polacos en Haití

Descendientes de polacos en Haití

Descendientes de polacos en Haití

Descendientes de polacos en Haití

Lic. Claudia Stefanetti Kojrowicz
02.02.10


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz