Cada año 15.000 personas cruzan Polonia camino de Europa, según diario

Varsovia, 5 feb (EFE).- Unas 15.000 personas, la mayoría de ellas mujeres, atraviesan Polonia cada año de mano de las mafias, para dedicarse a la prostitución en otros países de Europa, según afirma hoy el diario “Polska”, que lamenta que la policía no se esfuerce todo lo posible para luchar contra ese tráfico humano.

El citado rotativo asegura que los agentes no incrementan su vigilancia y control sobre esas mafias porque, simplemente, no existe una presión gubernamental sobre ellos, lo que facilita que esas personas puedan atravesar Polonia en su camino a Inglaterra, Francia, Alemania, Italia o España, principalmente. Según los datos manejados por el Ministerio del Interior polaco, en los últimos diez años sólo se contabilizaron 1.800 casos de tráfico ilegal de personas en Polonia, una cifra que “Polska” considera completamente alejada de la realidad.

El diario cita recientes informes de Naciones Unidas, que aseguran que 15.000 personas, sobre todo mujeres provenientes de Asia y de la antigua URSS, atraviesan Polonia cada año para acabar prostituyéndose en el territorio de la UE, sin que hasta ahora exista un control policial eficaz en Polonia. También se pregunta si la entrada de Polonia en el espacio Schengen cambiará esto o si, por el contrario, las mafias seguirán atravesando a sus anchas este país con su caravana de personas. Tras su acceso a Schengen en el pasado mes de diciembre, Polonia pasó a ser la principal frontera este de Europa y, a pesar de que a partir de ese momento se reforzaron las medidas de seguridad, sigue siendo uno de los principales coladeros del “imperio Schengen”.

EFE, 05.02.2008


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz