Ley de ciudadanía polaca El Acta de Ciudadanía de 1962
La nacionalidad polaca puede adquirirse:

Por nacimiento:

Un niño nacido o encontrado dentro del territorio polaco adquiere la ciudadanía si ambos padres son desconocidos, su ciudadanía no puede ser establecida o son apátridas.

Por descendencia:

Se adquiere la nacionalidad polaca, fuere cual fuere el país de nacimiento, si ambos padres son ciudadanos polacos, o al menos uno de los padres es ciudadano polaco y el otro es desconocido, sin ciudadanía conocida o apátrida.

Por naturalización:

Un extranjero es elegible para la ciudadanía polaca si residió en el país, como residente legal, durante al menos cinco años.
El matrimonio con un ciudadano polaco no incide sobre la nacionalidad de ambas partes.

Doble ciudadanía:

La ley polaca no reconoce la doble ciudadanía de sus ciudadanos, pero tampoco les prohíbe poseer otra ciudadanía.
Sin embargo, las autoridades polacas sólo reconocen la ciudadanía polaca en esos casos.

Las reformas al Acta de Ciudadanía
Restauración de la ciudadanía

El parlamento polaco introdujo importantes modificaciones al acta de ciudadanía de 1962.
Uno de los cambios más importantes es la introducción de procedimientos más simples para devolver los derechos de ciudadanía a quienes les fueron revocados durante el régimen comunista o fueron obligados a renunciar a ellos bajo la amenaza de represalias.
La ley enmendada restaura la ciudadanía polaca a quienes sirvieron en los ejércitos de los Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial.
En toda otra circunstancia, el alistamiento de ciudadanos polacos en un ejército extranjero sigue siendo considerado un crimen.
El único trámite a realizar por los veteranos de guerra mencionados es presentar una declaración ante el consulado polaco pidiendo la restitución de la ciudadanía polaca.
El plazo para hacerlo es de cinco años a partir de la adopción de la ley (por lo que habría tiempo hasta el año 2005).
Quienes renunciaron a la ciudadanía polaca antes de 1989 están en condiciones de recuperarla si abandonaron el país y cambiaron de nacionalidad debido a actos de las autoridades comunistas tales como arrestos, pérdida del empleo o la vivienda, o expulsión de instituciones de enseñanza superior.
Del mismo moda serán tratados quienes, residiendo en el extranjero, cambiaron de ciudadanía debido al temor de viajar a Polonia y no ser autorizados a volver a su país de residencia.
Será devuelta la ciudadanía polaca a quienes permanecieron en el extranjero por los siguientes motivos: violación del deber de lealtad hacia la Polonia comunista, abandono ilegal del país, rehusarse a volver al país a pesar de un llamado en ese sentido por parte de organismos estatales, evasión del servicio militar, o sentencias por crímenes menores.
Las personas que abandonaron Polonia justificando su decisión en su pertenencia a un grupo étnico distinto no tendrán el derecho de recuperar su ciudadanía polaca.
En los casos beneficiados por la ley, las presentaciones serán consideradas por los gobernadores provinciales, quienes pueden pedir el consejo del presidente del Instituto Nacional del Recuerdo.
El plazo para completar las solicitudes caduca a los tres años de la adopción de la ley.

Una novedad es la posibilidad de adquirir la ciudadanía por vía no sólo administrativa sino también presidencial. Esto hace los procedimientos más simples y rápidos, pues el Jefe del Esta no está limitado por regulaciones estrictas y procedimientos lentos. Sólo se requiere una solicitud del interesado o su consentimiento por escrito.
Los gobernadores provinciales y los cónsules también pueden conceder la ciudadanía a los residentes legales con más de cinco años de estadía, bajo las siguientes condiciones: dominio del idioma polaco verificado por un examen, posesión de un departamento y medios de subsistencia, y no ser una amenaza para la seguridad del país y el orden público.


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz