Zakayev, el último rebelde

Es el único cerebro de la rebelión armada chechena que sigue con vida. A la muerte de los ex presidentes Zemlijan Yandarbiev (asesinado en Qatar en 2004), y del moderado Aslán Masjadov (abatido al sur de Chechenia en 2005), siguió en julio de 2006 la de Shamil Basayev, representante del ala islamista radical del separatismo checheno y mentor de la peor ola de atentados terroristas sufrida por Moscú entre 2002 y 2004.

Desde su exilio londinense Zakayev da rostro al separatismo moderado que encarnó Masjadov, si bien Moscú no hace distingos, lo mete en el saco del terrorismo y exige a Londres su extradición.

Tras su activa participación en la toma de Grozni durante la primera guerra chechena (1994-1996), que concluyó con la independencia virtual de la república, Zakayev hizo las veces de ministro de exteriores bajo la presidencia de Masjadov, cargo que siguió ostentando en el exilio hasta 2007. En ese año, se erigió en primer ministro de una república de Ichkeria (Chechenia independiente) que en 1999 dejó de existir tras la demoledora reconquista militar ordenada por Vladimir Putin, entonces primer ministro del enfermizo presidente Boris Yeltsin.

Cuando en 2002 un comando checheno secuestró el teatro de la calle Dubrovka, Moscú acusó a Zakayev de orquestar aquel secuestro mano a mano con Basayev, su autor intelectual. Zakayev negó cualquier vínculo con el 'wahhabismo', la corriente islamista radical que atizó el terrorismo de Basayev, y actualmente niega cualquier trato con el líder radical Doku Umarov, mentor del atentado en el metro de Moscú que costó la vida a 40 personas el pasado 31 de marzo. En 2003 la justicia británica se negó a extraditar a Zakayev a Rusia alegando que la petición rusa estaba políticamente motivada.

Salto a la política
Zakayev nació en 1959 en Kazajistán, donde su familia fue deportada en 1944 junto con miles de chechenos, acusados por Stalin de colaborar con los nazis. Tras estudiar teatro en Voronezh y Moscú, Zakayev actuó en Grozni. De los escenarios daría el salto al ministerio de cultura local, que encabezó en 1994 en el primer Gobierno separatista de Dzhokhar Dudayev.

Cuando en diciembre de 1994 Yeltsin envió los tanques contra Chechenia, Zakayev cambió el maquillaje de actor por las pinturas de guerra. Tras ejercer de comandante en el frente de Urus-Martan y encabezar personalmente el ataque contra la estación ferroviaria de Grozni durante la toma de Grozni en 1996, Zakayev participó en las negociaciones con Moscú que derivaron en la paz de Jasaviurt, que puso fin a la guerra y supuso el reconocimiento 'de facto' de Chechenia como república independiente de Moscú.

En la segunda guerra chechena, Zakayev dirigió la guardia personal de Masjadov. En 2000 resultó herido en un accidente de tráfico durante la segunda toma de Grozni y abandonó Chechenia para recibir tratamiento médico, o que acabó consumando su exilio.

En Londres Zakayev trabó amistad con otro disidente, el ex coronel del FSB, Alexander Litvinenko, que en noviembre de 2006 murió envenenado tras ingerir una dosis de polonio radiactivo, probablemente disuelta en té. Zakayev acusó a Putin de estar detrás de este insólito asesinato.

Daniel Utrilla
El Mundo, España
18.09.2010


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz