Rusos, polacos, checos

Europa del Este tiene un recelo histórico hacia Rusia. Ese miedo lo ha fomentado la propia Rusia durante 300 años. El poder militar del imperio se ha impuesto una y otra vez. El miedo es mal consejero.

Rusia no es un estado de derecho. Vladimir Putin y Dmitri Medvedev tienen otras prioridades antes de avanzar hacia la democracia. Parece sin embargo que el juicio por el asesinato de la periodista Anna Politkovskaïa se va a repetir. La dependencia del petróleo, la corrupción o el retroceso demográfico mantienen a Rusia en el puesto 71 de competitividad mundial. Por primera vez la población es inferior a 140 millones (URSS, 293 millones en 1991). Pero dicho esto, Rusia es Rusia. Primera potencia territorial del planeta, segunda en armas nucleares.

Barack Obama acaba de renunciar al futuro escudo antimisiles de Polonia, con su complejísimo radar checo: el plan será sustituido por un sistema más fiable, operativo en 2013, que incluirá misiles Patriot, de capacidad de intercepción comprobada, y baterías de SM-3, un sistema de armas que ha pasado con éxito por ocho ensayos. Estados Unidos defenderá a sus aliados europeos con medios conocidos, frente a la entelequia del escudo protector, al que un asesor de la Casa Blanca describía como "un sistema que no funcionará, contra una amenaza que no existe, pagado con un dinero que no tenemos".

El pragmático Robert M. Gates fue nombrado secretario de Defensa por Bush (y mantenido por Obama) después de la derrota neoconservadora en las elecciones de mitad de mandato, noviembre 2006. El lunes último firmaba un artículo en el NY Times sobre el giro del Pentágono en materia de defensa contra misiles. Ese sistema, aclara Gates, no existía ni existe en Europa. Con los retrasos originados en las administraciones americana y polaca, añadía, llegaríamos a 2017 o más allá: ocho o diez años sin protección. El nuevo plan se apoya en sistemas de armas ya puestos a prueba: en 2011 entrarán en servicio los SM-3, basados en buques. En 2015 se instalarán nuevos SM-3 en tierra. ¿En Turquía? En todo caso será un despliegue más eficaz que el diseñado en 2007. Son armas ideadas para interceptar ICBMs, misiles intercontinentales. América, insiste Gates, quiere defender ahora a sus aliados, no solo en el futuro: a los miembros europeos de la OTAN y a sus 80.000 soldados en Europa. Hoy la amenaza viene de Irán o Paquistán, dentro de 20 años podrá venir de África o Suramérica. Los que dicen que estamos desguazando nuestras defensas en Europa, insiste Gates, están desinformados o prefieren no explicar la verdad. Lo que escribe el jefe del Pentágono puede ser una colección de frases. Pero quizá sea algo más.

En los últimos meses se ha revisado el plazo de acceso de Irán a los misiles de largo alcance, una amenaza considerada por Gates "menos cercana de lo previamente estimado". Un arma nuclear debe miniaturizarse antes de encajar en la cabeza de un misil de largo alcance y este es un objetivo difícil de lograr por un país recién llegado a la carrera nuclear. Israel tendrá, desde luego, máxima protección. Siempre que no intente aventuras por su cuenta. Zbigniew Brzezinski acaba de proponer que los misiles americanos derriben a todo cazabombardero que, por sorpresa, despegue de Israel hacia Irán.

Primero Putin, luego Medvedev, habían advertido a Estados Unidos: el escudo es una amenaza para Rusia y aplicarían por tanto medidas en su contra. Rusia, recuérdese, puede facilitar o prohibir el paso de aviones americanos por su espacio aéreo, camino a Afganistán.

¿Quién puede pretender que Estados Unidos considere primero los intereses de Ucrania o de un mini-estado como Georgia, con su peculiar presidente, mientras Rusia, heredera de los zares y de la URSS, pregunta qué está ocurriendo?

ABC, España
24.09.2009


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz