Rusia va a limitar la importación de embutidos y productos lácteos polacos

Frente al parque Lezama, la primera iglesia ortodoxa rusa en nuestro país fue el punto de encuentro de los inmigrantes que huían de la revoluciónEl Gobierno ruso acaba de anunciar que va a limitar la importación de embutidos y productos lácteos polacos. También, están retenidos en el puerto Murmansk y de San Petesburgo varios buques con harinas de pescado hasta que los veterinarios rusos determinen si la las partidas cumplen las condiciones higiénico sanitarias de Rusia, además de advertir que se teme que se estén importando determinados tipos de proteínas de origen animal que están prohibidas en este país. Según los Servicios veterinarios rusos, las muestras enviadas a los laboratorios demostraban que había indicios de que algunas partidas de harina de pescado contenían harina de huesos y de carne. Estas mezclas están prohibidas y si se confirman las sospechas se devolverán a Polonia. Esta situación desde el punto de vista económico no será excesivamente gravosa para Polonia pues son pequeñas partidas y son pocas las empresas afectadas.

Mucho más preocupante es la paralización del comercio de productos cárnicos y de lácteos. Según el Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia, la continuidad de las importaciones va a depender de los resultados de los controles que en fábrica están realizando los veterinarios rusos. Las empresas polacas están de acuerdo con que los rusos les hagan inspecciones, se han realizado ya cerca de sesenta desde el pasado mes de septiembre. Más que una paralización de las exportaciones lo que preocupa a los fabricantes polacos es la posible pérdida de un mercado tan importante como el ruso.

Rusia ha advertido también que puede detener la importación de productos vegetales. A principios de septiembre, inspectores rusos detectaron restos de pesticidas en algunas partidas de col, manzanas y tomates procedentes de Polonia, que las hacían no aptas para el consumo. En los foros de la UE hay preocupación por este problema.

En opinión del actual Ministro de Agricultura polaco, las continuas prohibiciones y dudas vertidas por los rusos a los productos importados de Polonia están minando la credibilidad sobre la calidad y fiabilidad de los productos polacos y de sus productores. Esta situación puede poner en peligro el apoyo que hasta ahora y sin reservas han tenido de la UE, por lo que su Gobierno va a presentar una protesta formal. Por su parte las autoridades rusas han declarado que están dispuestas, a partir del próximo 16 de octubre, a aclarar y negociar todos estos puntos y poder levantar las actuales prohibiciones, pero debe haber garantías, que incluso deben darse desde Bruselas.

Eurocarne
25.10.2007


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz