Busto de María Sklodowska Curie en Parque Centenario

Al comenzar a trabajar en el Homenaje a María Sklodowska de Curie en Apóstoles, Misiones me encontré en la necesidad de recurrir a varias fuentes de información para poder dar con los datos concretos del busto que he llevado desde Buenos Aires. Se trataría de una copia del que originalmente se había colocado en el Parque Centenario. En el MOA, no sólo me atendieron muy amable y eficientemente, sino que para mi sorpresa se alegraron profundamente al saber que existe la posibilidad de copiar el Busto de Madame Curie.
Inmediatamente pidieron mis datos para no perder el vínculo con la pieza a copiar. Al salir de aquella dependencia me llevaba no sólo la información que había ido a buscar.
Me habían dado la esperanza de que harían todo lo posible por devolverle su lugar.
Quizás ahora debamos peticionar formalmente para que este año en que se celebra el centenario de su primer premio Nobel, podamos homenajearla en Buenos Aires dignamente.
A continuación transcribo el artículo que salió en el diario
La Nación.

Iniciativa ante la ola delictiva

  • Reemplazarán con imitaciones los monumentos robados

  • Se fabricarán estatuas y bustos de fibrocemento patinado.

  • En un año se robaron 137 placas y seis obras escultóricas.

Ante el aumento del vandalismo se sustituirán esculturas y placas en peligro de ser depredadas.
El último fue un mal año para los monumentos. El robo de placas y bustos de bronce se sumó a los daños y pintadas de los que suelen ser víctimas las obras escultóricas de la ciudad.
“El que pasó fue el peor año de los 27 que hace que estoy acá”, dijo a La Nación Carlos Toto, coordinador del Departamento de Monumentos y Obras de Arte (MOA), que depende de la Dirección de Espacios Verdes y se encarga de la conservación de todas las obras escultóricas de la ciudad de Buenos Aires.
En el corazón de la plaza Sicilia, entre la calle Adolfo Berro y las avenidas del Libertador, Sarmiento y Casares, funciona desde 1985 el MOA, el “hospital de monumentos” de las plazas porteñas. Una gran casona rodeada de estatuas de héroes, leones y ángeles es el lugar donde varios especialistas restauran algunas de las 1000 esculturas con las que cuenta la ciudad.
“Siempre hubo hurtos de placas o daños a los monumentos, pero el año pasado superó a todos los demás”, se lamentó el coordinador del MOA. Entre el 1° enero de 2002 y el 16 enero de 2003 se robaron 137 placas y seis bustos. Las pintadas y graffiti en las estatuas también se incrementaron en los circuitos de manifestaciones, como las plazas de Mayo y del Congreso.
Toto explicó que, en respuesta a los robos, desde diciembre último se están haciendo imitaciones de obras de bronce en fibrocemento patinado. La idea es sustituir las placas y obras robadas o en peligro de seguir esa suerte. Los originales se entregarán en guardia a las entidades donantes o se colocarán en lugares más seguros.

La restitución debe esperar
El busto de Alfonso Castelao, ubicado en la plaza homónima, en la avenida Independencia y Bernardo de Irigoyen, yace por estos días en el taller del MOA, esperando a que le hagan una copia de cemento para luego ir a descansar al Centro Gallego de Buenos Aires. A Castelao le seguirá el busto de Pablo Neruda emplazado en la plaza Chile, entre Tagle, Avenida del Libertador y Ramón Castilla.
A pesar de que en el MOA ya empezaron a trabajar en las imitaciones, desde la Dirección General de Espacios Verdes adelantaron que aún no van a restituir las obras robadas.
“Vamos a esperar a ver si esta moda delictiva pasa y podemos reponerlas con nuevas obras de bronce”, dijo Eduardo Malis, director general de Espacios Verdes. Sólo si los robos continúan, las placas y bustos se reemplazarán con las imitaciones en fibrocemento.
Un problema que enfrenta el reemplazo de placas es que sólo están inventariadas 987 de las 1400 que hay en la ciudad, y aún no se sabe cuántas de las robadas están en este grupo. “En la Dirección tenemos inventariadas las que pusimos nosotros. Pero de las que ponen las embajadas o fundaciones no tenemos el texto. A ésas no hay forma de recuperarlas, salvo que las reintegren las mismas instituciones que las colocaron”, dijo Malis.
Otra medida que están tomando en el MOA para hacer frente a los robos de estatuas es la colocación de “anclajes”: hierros que unen la escultura con su base.
En el centro de uno de los salones del gran taller, “Heracles arquero”, de Antoine Bourdelle, una de las obras más importantes de la ciudad, espera a que coloquen hierros en su base. “Colocar anclajes implica una agresión física a la obra, porque hay que hacer una soldadura. Pero es mejor eso que la desaparición de la obra”, explicó Toto.

Dolores Tereso

Los bustos robados

Madame Curie: en el parque Centenario.
Gabriela Mistral: en la plaza República de Chile.
Víctor Lastarria: en la plaza República de Chile.
José de San Martín: en el parque Centenario.
Ramón Carrillo: en la plaza Houssay.
Joaquín Castellanos: en la plaza Alemania.

La Nación, Buenos Aires
23 de febrero de 2003


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz