“La Dama del Armiño”, de Leonardo da Vinci, viaja por primera vez a España

La pintura “La Dama del Armiño” de Leonardo da Vinci se podrá contemplar por primera vez en España a partir del 3 de junio en la exposición “Polonia, Tesoros y Colecciones Artísticas”, organizada por Patrimonio Nacional.

La Dama del Armiño de Leonardo da Vinci

Esta obra es uno de los cuatro retratos de mujeres que realizó el artista italiano y es propiedad de la Princes Czartoryski Foundation de Cracovia (Polonia). El óleo sobre tabla pintado en torno a 1490 representa a Cecilia Gallerani, una bella joven de 17 años amante de Ludovico Sforza “El Moro”, a quien Leonardo pintó con peinado y vestimenta “alla spagnola”. Cecilia porta en sus brazos un pequeño armiño, emblema que encierra una alusión a Ludovico El Moro, conocido con el sobrenombre de “ermellino” por haber recibido en 1488 la Orden del Armiño que le concedió Don Fernando I de Aragón, Rey de Nápoles.

Janusz Walek, conservador del Museo Nacional de Cracovia, considera en el catálogo de la exposición que en el contexto del desarrollo del retrato en la Edad Moderna, este cuadro ocupa un lugar muy significativo. “De mano de un destacado científico, de un minucioso investigador de la naturaleza que poseía profundos conocimientos sobre las propiedades físicas de la luz, sobre la anatomía humana y animal, sobre la psicología, de un artista que dominaba la técnica pictórica, se trata sin duda de una obra muy innovadora en su época”, explica Walek.

La exposición, que podrá contemplarse en el Palacio Real de Madrid, incluye más de 190 obras entre pintura, escultura, mobiliarios, tapices, artes decorativas y suntuarias, monedas y medallas, libros y documentos. Entre ellas se encuentran óleos de Lucas Cranach y Rembrandt, tapices de Bruselas o armaduras de Alemania e Italia.

La cultura polaca es en gran parte desconocida por el público español. Las vicisitudes históricas y el haber permanecido tras el telón de acero durante buena parte del siglo XX, hicieron que Polonia fuera percibida desde España como un país del Este, ajeno a la órbita europea occidental.

Sin embargo, la historia de Polonia se entrecruza a lo largo de siglos con la de los grandes estados europeos. En la Edad Moderna, los territorios polacos formaron parte del Imperio Austrohúngaro y de Alemania y tuvieron fuertes vinculaciones con Suecia.

Junto a esta tradición centroeuropea, cabe mencionar su situación geográfica, actuando como frontera frente a la influencia del Islam en momentos críticos de la expansión turca, lo que, unido al fuerte sentimiento católico del país, produce similitudes con España. La formación de las grandes colecciones de arte de Polonia responde a tres líneas claves: la Corona, la nobleza y la iglesia. Las colecciones reales se desarrollan durante los sucesivos reinados y dinastías producto no solo del patronazgo real, sino también de botines de guerra, de donaciones y regalos diplomáticos. Esto hace de Polonia un auténtico foro cultural de Europa Central a finales de la Edad Moderna.

La nobleza, especialmente a lo largo del siglo XIX, adquirió piezas de incuestionable valor procedentes de distintos puntos de Europa. Por su parte, la Iglesia custodia obras de gran calidad, desde retablos a importantes colecciones de pintura, escultura, tapices u ornamentos religiosos.

La exposición es el resultado del un proyecto conjunto de Patrimonio Nacional y el Museo Nacional de Cracovia, en el que colaboran la Fundación Banco Santander y Acción Cultural Española.

ADN, España
25.05.2011


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz