Ganchillo "chic", de firma polaca

Dos jóvenes polacas trabajan en la “renovación” de una labor muy “española”, el ganchillo, con la creación de complementos y muñecos como R2D2 o el Pulpo Paul.

Zuzana Molenda y Olga Uzos

Cuando pensamos en nuestras madres o abuelas muchos las recordamos con una aguja en las manos, porque labores como el punto, la costura o el ganchillo estaban muy ligadas a las tradiciones que pasaban de madres a hijas, e incluso eran asignaturas obligadas en la escuela.

Ahora cuesta más encontrar a nuevas generaciones que continúen con este tipo de trabajo, que sea rentable, y sobre todo que se haya adaptado a los nuevos tiempos, a pesar de parecer de otra época.

La tradición del ganchillo continúa en Salamanca, aunque con firma polaca y en versión actual, gracias a la imaginación de dos jóvenes procedentes de Polonia que han hecho de este trabajo manual una profesión que cada vez “engancha” más a clientes de diferentes lugares.

Zuzana Molenda y Olga Uzos se conocieron en esta ciudad castellana y descubrieron que tenían mucho en común. Ambas dejaron su país “por amor” por jóvenes salmantinos, también comenzaron a trabajar en un hotel y se dieron cuenta que compartían una pasión, un tanto inusual en jóvenes veinteañeras, el ganchillo.

Olga Uzos señala que cuando hablaron de todo lo que les unía no podían creerlo y pensó que lo del ganchillo “ya era el colmo”. En su caso aprendió estas labores gracias a su suegra española, quien le enseñó la técnica y hacer los clásicos manteles o tapetes.

Zuzanna recuerda que su primer trabajo en ganchillo fue “una especie de bufanda”, ya que ella sí que aprendió a hacerlo en su colegio cuando era pequeña.

Desde el Pulpo Paul a R2D2
Ahora han dado un paso más y han creado una página web para poner a la venta sus productos, ‘Tutiendadeganchillo.com’, una iniciativa que a pesar de la competencia y las nulas posibilidades de promoción, está suponiendo todo un éxito.

La clave, “mucha imaginación” y horas de paciencia, porque cada uno de los muñecos puede tardar en hacerse varias horas, aunque después aseguran que merece la pena, porque es algo artesanal y único.

Además apuestan por la originalidad e innovación y Uzos destaca como ejemplo que han hecho en ganchillo réplicas de personajes de 'La Guerra de las Galaxias', como R2D2 y se han “apuntado” a la moda española de la pasión por el fútbol, haciendo un homenaje al ‘Pulpo Paul’, tras su muerte.

Pero eso no es todo, explican que también tienen al monstruo de las galletas, para nostálgicos de programas como Barrio Sésamo, tarjetas de felicitación con “toques” de ganchillo, patucos, baberos, novios para tartas de boda, cinturones, colgantes, pendientes, adornos navideños y otros artículos con los que muchos se sorprenden porque no esperaban que pudieran tener su versión “ganchillo”.

El ganchillo “está de moda”, por lo menos así lo ven ellas y el cada vez mayor número de clientes que ya no solo compran a través de la web sino que les hacen encargos personalizados para sus necesidades.

Molenda explica que ahora están inmersas en un trabajo que les han encargado para una tienda y están haciendo “fantasmitas” para una cliente que quería regalos “originales”.

Las oportunidades de la venta on line
Estas emprendedoras confiesan que Salamanca es un buen lugar para vivir, pero sin embargo el tema laboral es complicado, de ahí que pensaran en crear un negocio propio.

Al final y haciendo “oídos sordos” a los datos que indicaban que no era un buen momento para emprender debido a la crisis económica, decidieron poner en marcha su proyecto vía 'on line', donde la inversión era mínima.

Estas dos emprendedoras señalan que en principio tan solo querían compartir su trabajo y su objetivo principal no era sacar dinero porque el ganchillo era su “hobby”, pero se sintieron animadas por los amigos y familiares que veían sus trabajos y les aseguraban que les gustaban mucho.

Además, explican que para crear este negocio “todo quedaba en familia”, ya que las fotos las hizo el novio de Zuzana, que es fotógrafo, y la página web el de Olga, ya que es informático.

Después, añadió Molenda, todo fue como se suele decir “coser y cantar” y en la actualidad la empresa ha comenzado a “rodar”, tanto que no descartan que sus parejas tengan también que “arrimar el hombro” y ponerse a coser, bromean.

Olga Uzos ríe con su amiga cuando cogen la aguja y la llama cariñosamente“abuelilla”, porque reconoce que no es una afición muy “juvenil”, sin embargo recomienda la experiencia de aprender este tipo de trabajos artesanos, porque además de recuperar y continuar con las tradiciones más arraigadas de las generaciones anteriores, es una tarea “muy relajante” para los tiempos de estrés actuales.

Norte de Castilla, España
15.11.2010


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz