Los que vienen...

Ramiro Aponte, un médico de 42 años de nacionalidad polaca, lleva un par de semanas trabajando en el hospital Infanta Margarita de Cabra (Córdoba). Forma parte del grupo de siete especialistas de Polonia que ha tenido que contratar este centro público para cubrir vacantes en servicios como el de Anestesia o Urología, donde trabaja Ramiro Aponte. Fue contratado por el SAS a través del Colegio de Médicos de Polonia, "que hace de intermediario con otros países de la Unión Europea".

Este urólogo polaco es afortunado porque domina el español. Su madre es española y el castellano es su lengua materna. Sin embargo, se queja del trato que se le está dando a alguno de sus compatriotas por el asunto del idioma. El Sindicato Médico Andaluz y el Colegio de Médicos de Córdoba han criticado la contratación de estos facultativos.

"No comprendo por qué se están poniendo trabas (...) Hay españoles que ahora están trabajando en Portugal y Reino Unido y, sin embargo, molesta que vengan polacos a trabajar aquí", afirma Ramiro. Este doctor, que dice que se ha desplazado a España para estar cerca de parte de su familia, reconoce sin embargo que algunos de sus compañeros deben mejorar su nivel de castellano.

La Consejería de Salud ha contratado un intérprete para que ayude a los médicos polacos durante un tiempo. Y el Colegio de Médicos de Córdoba, a través de su presidente, Fernando León, ha criticado duramente esta medida. León sostiene que "en la intervención de un traductor entre médico y enfermo se pierde la privacidad".

Aponte rebate este argumento dándole la vuelta. Y se pregunta por qué si es aceptable que en determinados hospitales de la costa española se empleen también traductores para que el médico (español) pueda entender a determinado pacientes (jubilados alemanes o ingleses). En su opinión, el problema de sus compatriotas con el idioma se solucionará en "seis meses". "Lo que creo que les hace falta a algunas personas en España es mirar el mundo con más corazón", afirma.

El País, España, 03.10.2007


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz