El flujo de turistas deteriora la Alhambra

El profesor Tomaszewski de la Escuela de Arquitectura de Varsovia inauguró ayer en el Carlos V un seminario sobre restauración arquitectónica en Polonia.

Tomaszewski, ayer en la Alhambra con el barrio del Albaicín al fondo. Fot: González MoleroEl polaco Andrzej Tomaszewski, profesor de la Escuela de Arquitectura de Varsovia, y una de las grandes autoridades internacionales en materia de conservación, fue tajante ayer en Granada. "Una nación sin memoria deja de ser una nación", aseguró. Tomaszewski inauguró el seminario Torres Balbás, que se celebró en nuestra ciudad bajo la dirección de Javier Gallego Roca, con el título 'Polonia, memoria y restauración arquitectónica'.

¿Es necesario llegar al extremo de perderlo todo para darse cuenta de lo importante que es el Patrimonio?
Después de la destrucción de Polonia durante la Primera Guerra Mundial y, sobre todo, después de la Segunda , devastadora para nuestro país, la sociedad se dio cuenta de que los monumentos forman parte de la nación y que una nación sin memoria deja de ser una nación. El patrimonio no es sólo para nosotros. También para que las futuras generaciones sientan placer y orgullo al contemplarlo. En tiempos de globalización, la conservación es una apuesta por la cultura de cada país.

¿En España hemos sabido conservar nuestro patrimonio artístico?
España es, junto a Italia y Francia, líder en la lista de países europeos con mayor número de monumentos incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad. En España, la conciencia de conservación de los monumentos, por parte del Gobierno, es muy alta. Actualmente, vuestro país me parece un ejemplo espléndido en ese sentido.

Cada vez que en Granada tiene lugar alguna intervención, se produce una tremenda polémica...
Eso ocurre en todas las ciudades históricas del mundo. Los servicios de control a la hora de intervenir en los monumentos o en el casco histórico tienen que ser muy fuertes. Al construir algo nuevo jamás puede destruirse algo histórico. Si se hace algo nuevo en un entorno histórico debe hacerse con el máximo cuidado y a cargo de personas con gran cultura, inteligencia y preparación, para que el resultado sea de calidad. También es fundamental dejar documentación de lo que había antes y de lo que se está haciendo nuevo, para que las nuevas generaciones tengan acceso a todos los detalles y puedan opinar.

Eso hizo Gómez Moreno a pie de piqueta cuando se destruyeron cientos de edificios espléndidos para trazar la Gran Vía.. .
Es que en lo que se refiere a conservación, los políticos y los intereses económicos han tenido mucho peso a lo largo de la historia.

En Granada hemos tenido algunas polémicas recientes en lo que a intervención se refiere. Entre ellas, la Muralla de San Miguel o la propia Gran Vía, una obra que está a punto de concluir...
El domingo, mis colegas y yo, hicimos kilómetros paseando por Granada, pero no vimos la muralla. Respecto a los monumentos granadinos, puedo decir que son espléndidos y están magníficamente conservados. La ciudad me ha impresionado. La conservación no es ninguna religión, pero sí tiene una sola ley, que la persona o personas que la lleven a cabo deben ser inteligentes y en el término inteligentes englobo todo: cultura, sensibilidad, sentido común. A veces se recurre al contraste, pero a un contraste inteligente.

La Alhambra recibe miles de visitantes y eso implica deterioro. ¿Qué solución propone?
El problema del turismo es universal y, además, no tiene solución. La llegada de turistas implica beneficios económicos para la ciudad. Una forma de actuar es limitar el acceso de los turistas a determinados lugares de la Alhambra , eso es necesario, porque el flujo de turistas deteriora el monumento. Lo importante es saber qué tipo de destrucción padecemos y tomar las medidas necesarias, siempre con el máximo control. Cuando un turista no sabe que se le ha limitado el acceso a un lugar, entonces, no le duele.

¿Cómo encuentra la Alhambra ?
-Estudié la Alhambra y la he conocido a través de la Literatura. Todos los estudiantes de Arquitectura de mi país hemos tenido que saber dibujar el patio de los Leones y de los Arrayanes. Forma parte de algunas de las asignaturas. Pero es la primera vez que estoy en la Alhambra y, tengo que decir, que lo que veo es más hermoso aún de lo que imaginé antes de venir. Me encanta la hospitalidad con la que nos han acogido y espero que la cooperación entre las Escuelas de Arquitectura de Granada y Varsovia se haga mayor, a partir de este seminario organizado por la Escuela de Arquitectura de Granada.

Brígida Gallego-Coín/Granada
Ideal Digital, Andalucía
05.12.2006


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz