El embajador dejó inaugurado el Consulado de Polonia en esta ciudad

Enrique Koprowski representa al país europeo en Chubut, Santa Cruz y Río Negro

Con la presencia del embajador de la República de Polonia en Argentina Zdzislaw Jan Ryn, del obispo Virgilio Bressanelli, del intendente Martín Buzzi, de integrantes de la asociación Dom Polski y de Comunidades Extranjeras, fue puesto en funciones el cónsul honorario de Polonia en la Patagonia Austral, Enrique Juan Koprowski. La ceremonia se realizó en el salón de la colectividad, cercano a las dependencias donde funcionará el Consulado.
Con las banderas de Argentina, de Polonia y de los distintos países representados en la Federación de Comunidades Extranjeras como marco, los presentes entonaron el Himno Nacional Argentino y, luego, el Polaco.
A continuación, el embajador dio un sentido discurso que trascendió lo protocolar, si bien comenzó con la lectura –en polaco y en castellano- de la Resolución de creación del Consulado, firmada en Varsovia en junio de 2006. La representación diplomática que recayó en Koprowski incluye Chubut, Río Negro y Santa Cruz, de acuerdo con lo anunciado en el acto.

Una puerta abierta
Por su parte, Koprowski apenas si pudo pronunciar unas palabras en medio de la emoción que lo embargó. Es que la designación como cónsul honorario llega como “broche de oro” de una larga historia que lleva en la sangre.
Agradeció a quienes lo apoyaron y a la comisión directiva de Dom Polski “por brindar su amor y cariño para organizar esto” tras lo cual resaltó el orgullo y el compromiso de “tratar de que sea lo mejor posible para el país y para Polonia”.
Sobre el final, cuando le quedaba un hilo de voz, el nuevo representante diplomático aseguró que el Consulado “estará abierto para todos los que necesiten cualquier cosa”.

Buzzi destacó la representación del pueblo polaco
El intendente Buzzi también habló para destacar el “enorme beneplácito de que hayan elegido a Comodoro Rivadavia para la Patagonia” porque entiende que es un hecho que “jerarquiza a la ciudad”. Además, rescató en especial “el nivel de representación social que han tenido” los polacos, en tiempos de resistencia, en la organización de las Comunidades Extranjeras, entre otros momentos de la historia de la ciudad.
Por lo tanto, a la vez que comprometió el apoyo desde el Municipio, Buzzi rescató que “este nivel de participación se haya consolidado en este reconocimiento del Gobierno de Polonia”.

El embajador se llevó un ejemplar de “Raíz y Memoria”
Como cierre, el embajador polaco entregó un libro sobre Polonia al intendente local y el cónsul Koprowski le regaló un ejemplar de “Raíz y Memoria”, el libro de Elvira Córdoba, a Jan Ryn.
Más tarde, hubo un brindis para celebrar la nueva representación diplomática en esta ciudad.

Un pueblo emigrante que renace de las cenizas
Zdzislaw Jan Ryn habló de la historia que lo une al “fin del mundo como se dice en Polonia a esta tierra patagónica”. Dijo que hace 33 años hizo su primera visita, recordó los primeros viajes y mencionó el lazo que lo mantiene unido a esta parte del planeta.
El embajador señaló también que el pueblo polaco se caracteriza por ser emigrante: “casi una tercera parte de nuestro pueblo vive permanentemente fuera del país”, dijo. No obstante ello, apuntó que conservan su cultura, su identidad y, si es posible, visitan su tierra natal.
También mencionó la historia dramática que tiene Polonia. En ese sentido, apeló a su formación como médico psiquiatra para considerar que “no sabemos vivir en la paz”, pero remarcó la capacidad para renacer y reconstruir que siempre han demostrado.

Crónica, Chubut
14.12.2007


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz