El polémico “Kamasutra católico” ya está en el país

El libro “Sexo como Dios manda”, escrito por un fraile polaco, intenta desacralizar el mundo de las relaciones sexuales en el matrimonio e imponerles una cuota de placer y frivolidad. Desde hoy está a la venta en la Argentina.

Tapa del libro Sexo como Dios mandaLa obra, aprobada por la Iglesia polaca y que ya genera polémica en todo el mundo, fue lanzada al mercado nacional hoy por la editorial Lumen. El bautizado “Kamasutra católico” ofrece distintos consejos a los matrimonios católicos para que el sexo en la pareja deje de ser desacantonado y pueda disfrutar del placer y la frivolidad sin culpas.El autor de Sexo como Dios manda es Ksawery Knotz, tiene 44 años y es un fraile franciscano capuchino oriundo de Polonia. Ofrece charlas de educación sexual en el monasterio de Stalowa Wola, al sur de su país, en especial a matrimonios. El sacerdote asegura que “Dios está interesado en una vida sexual feliz y en esos momentos brinda todos sus dones”. Es por ello resalta lo equivocado que está aquel católico que “cuando oye hablar de la santidad del acto conyugal de inmediato se imaginan que el sexo debe estar privado de alegría, jueguitos frívolos, fantasías y posiciones agradables. Que tiene que ser tan triste como las canciones sacras tradicionales”.

Knotz afirma que, durante el acto sexual, “los esposos pueden demostrarse amor de todos los modos, brindarse incluso las caricias más rebuscadas y recurrir a la estimulación manual u oral”. “La excitación de los órganos sexuales con la ayuda de los labios o de la lengua como elemento del juego previo es moralmente admisible y no se debe buscar el pecado en tales conductas”, añade, según publica hoy el diario Clarín.

Sus consejos se basan en los testimonios que, a través de los años, le han confiado los distintos matrimonios con los que dialogó. Por ejemplo, ofrece claves para mantener el miembro erecto, destaca la importancia del clima previo para la mujer y brinda recomendaciones para estimularla luego de que el hombre haya alcanzado “su propia satisfacción”. “El amor del marido por su esposa lo obliga a que después de su propia satisfacción acaricie la vulva y el clítoris hasta que ella alcance el orgasmo”, asegura.

Finalmente, no deja de destacar que “el momento más significativo y culminante es el de la penetración. Es el momento de la unión, de ser 'una sola carne' no sólo en el sentido de la mayor proximidad física, sino también de la unidad psicológica y espiritual”.

InfoBae, Buenos Aires
7.12.2009


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz