Azara cumplió 105 años de vida

El 21 de Julio del año 1900 el presidente argentino Julio Argentino Roca suscribió el decreto presidencial por el cual se funda, con el nombre de "Azara", una Colonia Agrícola en el Territorio de Misiones

Posadas. “Uno de los eslabones de la cadena que ubica a la Argentina como ‘país de inmigrantes’, con mucho orgullo podemos decir que nos pertenece, porque se trata de la presencia de inmigrantes eslavos (polacos y ucranios) que desde la distante Galitzia arribaron a nuestras tierras”, contó Luciano Juan Duarte, profesor en Historia y oriundo de esa localidad.
La decisión de las autoridades nacionales, de pensar en Misiones para la radicación de estos inmigrantes, adoptada en el marco de la Ley 817 de “Inmigración y Colonización” sancionada el 06 de octubre de 1876, “se cumplió satisfactoriamente con la presencia de los mismos en el sudeste misionero. Digo satisfactoriamente, ya que el impulso de la colonización se aplicó de acuerdo a las normativas establecidas en dicho instrumento legal, hecho que en otros lugares del país no siempre sucedió”, expresó el docente del Instituto Universitario Gastón Dachary.
Hacia el año 1.900 la gran afluencia de inmigrantes a esta región demandaba cada vez más espacios para ocupar. Apóstoles, que en 1.897 había recibido al primer contingente oficial de familias eslavas, ya no contaba con lugares físicos para otorgarles. “Se necesitaba ensanchar el área de ocupación en razón de la gran demanda de tierras para albergar a inmigrantes cuyo arribo era inminente en ese momento. La situación se complicaba porque los lotes mensurados en Apóstoles estaban ocupados prácticamente en su totalidad”, dijo Duarte.

Nacimiento de Azara
El 21 de Julio del año 1900 el presidente de la Nación, Julio Argentino Roca, suscribió el Decreto Presidencial que textualmente menciona “fúndase con el nombre de Azara una Colonia Agrícola en el Territorio de Misiones”, asimismo dicho decreto también establece “el trazado del centro urbano” destinado a la instalación “del pueblo”, que según lo estipulaba la Ley 817 “debería constar de 256 manzanas de 100 metros por costado, con calles de veinte metros de ancho y una calle de circunvalación de 40 metros de ancho que separe el pueblo de las chacras”. También se preveía en esa oportunidad la reserva de terrenos para la plaza principal y para edificios públicos.
Paralelamente, la dirección de Tierras y Colonias dispuso el inicio de los trabajos de mensuras conducidos por el agrimensor Francisco Fouilliand, sobre una de las zonas que aún restaban colonizar situada en el sudeste del territorio de Misiones, y que en ese momento se conocían como propiedades de la denominada Estancia “Olguín” que fuera integrada con predios pertenecientes en su mayoría a una caducada concesión otorgada a la familia Grané.
Finalizados los trabajos de mensuras referidos, dio inicio en forma oficial el asentamiento y ocupación de tierras por parte de las familias integrantes de contingentes de colonos inmigrantes que fueron arribando al lugar en los años 1.902 y 1.903. No obstante hay que aclarar que un reducido grupo de familias ya se habían instalado, a partir del año 1.900, en algunos terrenos de la colonia  recientemente fundada.

Vida institucional
Azara comienza a funcionar institucionalmente con el establecimiento de su primera Comisión Municipal creada por decreto del gobernador del territorio nacional de Misiones, Juan José Lanusse, el 28 de diciembre de 1904. Estaba integrada por los vecinos Pedro Kruk (presidente); y Adán Whon y Demetrio Glinianiuk (vocales).
Transcurrieron 57 años de vida activa de “Colonia Azara” para que la antigua Comisión Municipal y posteriormente de Fomento se transforme en Municipio. Esto ocurrió un 15 de octubre de 1957, cuando el entonces interventor nacional, Adolfo Pomar suscribió un decreto por el cual se establecía el nacimiento del nuevo Municipio de Azara.

El nombre
Según Duarte, hace más de un siglo inició su historia Azara, cuyo nombre fue sugerido por el entonces gobernador Lanusse, en reconocimiento y recordación del ingeniero Félix de Azara, militar, capitán de navío de la marina española, aficionado a las humanidades y a otras ciencias, que en América tuvo como misión trabajar en la demarcación de limites de posesiones españolas en litigio con Portugal. Recorrió la Mesopotamia y elaboró importantes estudios sobre la flora, la fauna y los indígenas de estas regiones.

El Territorio, Posadas
30.07.2005


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz