Las sopas

Los polacos se permiten a sí mismos  una cantidad generosa de tiempo en orden a disfrutar de sus comidas. Un almuerzo típico está compuesto, por lo menos, de tres platos. Se comienza invariablemente por la sopa. Si se va a un restaurante, es posible cambiar la sopa por una entrada de salmón o arenque preparado con crema, aceite o vinagre. Otras entradas populares son los aspics de carne, verdura o pescado.

Las sopas más tradicionales son las siguientes:

  • Chłodnik litewski: sopa fría de vegetales (al estilo del gazpacho español) con remolacha y yogur, decorada con huevo duro. Es un plato de origen lituano.
  • Barszcz biały: sopa agria blanca que se sirve con mejorana, papas y a veces acompañada con crema.
  • Barszcz czerwony: sopa de remolacha, con vegetales y crema agria, se puede acompañar con pastas rellenas.
  • Żurek: sopa de harina de centeno de sabor agrio, con papas, huevo y chorizo, a veces se sirve en un pan ahuecado
  • Krupnik: sopa de verduras con sémola de cebada y trocitos de carne ahumada.
  • Kapuśniak: sopa agria de repollo con papas.
  • Zupa ogórkowa: sopa de pepinos fermentados.
  • Zupa koperkowa: sopa de verduras con hinojo.
  • Rosół z kurczaka: caldo de pollo que se sirve con fideos.
  • Zupa pomidorowa: sopa de tomate, servida con arroz o con fideos.
  • Grochówka: puré de quisantes muy espeso.
  • Zupa grzybowa: sopa de hongos con crema.
  • Flaki wołowe: sopa de mondongo
  • Czarnina: sopa de sangre de pato

Czarnina
Muchos inmigrantes polacos recuerdan las horas que sus padres pasaban preparando la sopa. Esta no es una receta sencilla. Todo lo contrario, salvo que Ud. tenga un pato vivo a mano. De todas maneras recordemos que esta es una preparación profundamente tradicional que no debería ser olvidada.

Ingredientes:
1 pato vivo
½ taza de vinagre
1 litro de caldo de ave
3 cucharadas soperas de harina
1 apio (sus tallos)
1 ramito de perejil
1 cebolla pequeña
1 bouquet garnie hecho de la siguiente manera: en un lienzo colocar  4 granos de pimienta de Jamaica, 4 clavos de olor y 4 granos de pimienta negra
2 tazas de frutas deshidratadas (ciruelas, peras, duraznos, manzanas)
½ taza de crema agria
1 cda. de té de azúcar
Sal a gusto

Preparación
Un pato vivoMate al pato. Córtele la cabeza y deje que la sangre caiga en un bowl. Coloque unas 20 cucharadas en el vinagre, para evitar que coagule y lleve al frío de la heladera.
Mientras tanto limpie el pato. Una vez listo póngalo a hervir en una cacerola, incluyendo el cogote y todos los menudos.
Espume y reduzca el fuego al mínimo, entonces añada el perejil, la cebolla picada, el apio picado, el bouquet garnie. En unas dos horas el pato estará listo.
Saque la bolsita de los aromáticos y deshuese el pato. Una vez que haya descartado todos los huesos, vuelva a poner la carne del pato en la cacerola. Añada las frutas rehidratas con su jugo y cocine otra media hora.
Disuelva la harina en la crema. Échela a la sopa y mezcle bien. Es entonces el momento de agregar la mezcla de sangre de pato y vinagre. Hágalo con mucho cuidado para evitar que se corte la preparación. Puede agregar más caldo de ave. Añada azúcar y sal a gusto.
Cada familia lo sirve a su manera: puede colar toda la preparación y agregar fideos u otras pastas hechas a base papas (al estilo de  los gnoqui italianos). O bien puede no colarlo, pero tenga la precaución de no dejar trozos de pato de gran tamaño.

Czarnina presentada tradicionalmente


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz