Vodka: tradicional y moderno

Vaso de vodkaEstrella de los espirituosos, tal el subtítulo del vodka en el Salón Internacional de los Vinos y los Espirituosos Vinexpo 2003, ya considerado producto mundial, y como otros aguardientes blancos -tequila, ron, gin- fue considerada en Burdeos la tendencia de consumo con mayor aumento en el mundo. ¿La causa? Ser neutro y por lo tanto adaptarse a beberse puro y a intervenir en mezclas infinitamente variadas, cuando la coctelería remonta su posición en modalidad joven. El vodka es originario de los países fríos, se elabora de la papa o del trigo, de Polonia, de allí el vocablo, que significa agüita, por cierto debido a la liviandad por su altísimo contenido alcohólico, mínimo 40 grados. No hay que temer incendios, sin embargo, ya que este graduación hace del vodka una bebida que se evapora fácilmente.

El ardor que puede hacer sentir en las mucosas de la boca no persiste más que segundos, y si quiere evitarse, comer antes de beberla algún bocado graso y frío, no helado, como arenque, salmón ahumado o marinado, gravlax, o canapés con manteca y anchoas, o ahumados. Como para otros alcoholes, y aun el vino, no tomar previamente sopas muy calientes que acentúan la sensación del alcohol. Por la misma razón la vodka se bebe helada, su mejor hábitat es el freezer: no se congela, pero la botella se escarcha y así se sirve, lista en todo momento para servirla sola o en un trago preparado en el momento. El vodka neutro es la más noble; sin embargo, los no entrenados encuentran más fáciles las aromatizadas, de limón, mandarina o arándanos...

El último éxito de Absolut, la marca sueca más frecuente en Buenos Aires, es la de vainilla. ¿Cuándo llegará a Buenos Aires? El furor por los tragos de vodka se nota en ciertos bares de hoteles o wine bars y wine restaurants con bartenders de la nueva generación. Por mencionar algunos, seguramente hay varios más: Olsen tiene una gran variedad de marcas en el freezer a la vista, y degustación de shots y bocaditos salados; Gran Bar Dazón con la bartender Inés de los Santos, La Corte en Las Cañitas, Bar Uriarte y Sucre con muy buenos Cosmopolitan... en Lomo, un Absolut Pampa con el toque de yerba mate; en Bereber, té verde con vodka citron y menta, y en el Lobby Bar del Alvear, una fórmula inédita del sommelier Darago: la neutra muy helada con infusión de pera, apio y eneldo, que le baja un poquito el alcohol (se acompaña de finísimos bocados septentrionales en acuerdo perfecto).

Lo bueno es que los no tan jóvenes también vuelven a ella, los conocedores prefieren el neutro, los menos tradicionales las aromatizadas, y en los tragos clásicos sustituye con nuevo estilo a los alcoholes originales.

La Nación, 17.08.03


El Vodka

El vodka a pesar de las leyendas, no es la bebida de tradición más antigua en Polonia. Desde mucho antes, ya se bebía bastante cerveza y vino de miel. Además desde el siglo XV se había hecho popular el consumo de vinos provenientes de Hungría y luego de Francia, España y Alemania.

Mientras que el vino eras la bebida de la rica nobleza polaca, desde el siglo XII, la “gorzalka”, tal era la denominación que recibía entonces el vodka, era la bebida del campesinado y de la población urbana.

El vodka polaco tiene un carácter especial y debe servirse muy frío. Se realiza en dos variedades, puro y con sabor. Entre los puros el más conocido es el Wyborowa. Sabe a centeno y es ligeramente dulce, sabor derivado del proceso de destilación y no del uso de aditivos. Los vodkas con sabores son infusiones de frutas, hierbas y otros ingredientes. Uno de los más originales es el Zubrówka, con sabor a hierba de bisonte. Esta hierba que sólo crece en el Parque Nacional de Bialowieza, al este de Polonia, es el pasto preferido del bisonte europeo, que todavía puede encontrarse en esta zona.

Otro vodka polaco único es el Goldwasser que siguiendo una receta original del siglo XVI, lleva copos de oro.

El vodka suele ir acompañado de algo para picar como arenques en sal, encurtidos de hongos o pepinos, salchichas polacas y pan de centeno. Estos sabores picantes y salados compensan el del vodka y al tiempo animan a una segunda ronda.

El aguamiel o hidromiel es una de las bebidas tradicionales de Polonia, se sigue preparando a base de antiguas recetas. Se elabora con miel fermentada diluida en agua, especias y lúpulo, aunque las recetas se suelen guardar en secreto. Tiene entre 9 y 18 grados de alcohol, dependiendo de las proporciones de miel y agua. Hay distintos tipos según el grado de alcohol. El poltorak (dos tercios) lleva dos partes de miel y una de agua. Este tipo es el más fuerte y dulce, y también está considerado como el de mejor calidad. El dwójniak lleva la misma proporción de miel y agua, el trójniak una parte de miel y dos de agua y, en el czwórniak, por una parte de miel se añaden tres de agua.


Bebidas en Cracovia

Cerveza:
Logo cerveza ZywiecLa cerveza Zywiec es parte de la vida cracoviana desde 1856. Es clara, luminosa y tiene un agradable aroma floral. Es la cervecería más antigua de Polonia, creada por el Archiduque Carlos Federico de Habsburgo. Es conocida como la cerveza de la “pareja de bailarines” debido a que en la etiqueta se puede ver a dos bailarines vestidos con trajes típicos cracovianos. Zywiec obtuvo dos veces la medalla de oro en campeonatos mundiales de cerveza (1996 y 1997).

Vodka
Polonia es parte del “Cinturón del Vodka”, que se extiende desde los países del norte europeo desde Rusia hasta Noruega, donde las bebidas fuertes parecen ser parte de la vida cotidiana. La verdad es que los rusos adoptaron su amada bebida de sus vecinos polacos. El vodka polaco es fuerte, con un 40-45 por ciento de graduación alcohólica. Debe servirse muy frío pero no helado. Y debe ser tomado de un solo trago. Polonia tiene una gran variedad de vodkas, junto a la famosa y tradicional “czysta wodka” (absolute vodka), destilado de papas también los hay de mejor calidad destilados de trigo y saborizados con pimienta, ciruelas, cerezas, grosellas, frutas secas, hierbas, etc.

Como los vinos, pueden ser secos, demi-sec o dulces.

La tradicional “nalewka” polaca es otra historia. Es una infusión de hierbas, bayas o frutas maceradas en vodka.
En Cracovia todas las casas conservan sus recetas familiares en secreto.

Té:
El té es una bebida clásica. Se lo toma negro tanto para el desayuno como para acompañar cualquiera de las comidas del día. La “herbata” es comúnmente liviana y se le añade azúcar, una rodaja de limón y muy raramente leche. En general se dice que el té con elche es bueno para las mujeres que amamantan.

En los días muy fríos, el té admite una porción de vodka o de rhon, para entrar en calor rápidamente.
También hay gran cantidad de infusiones herbales y frutales, sabrosas y saludables.


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz